aperitivos y tapas

Alitas de pollo lima-limón

24.2.23

Alitas de pollo lima-limón

Si eres de los que te gusta chuparte los dedos, sin duda tienes que probar estas alitas de pollo con lima y limón. Es uno de esos platos que hay que comer con las manos, bien remangado para no mancharse más de lo necesario. Doradas y crujientes por fuera, tiernas y jugosas en su interior y con un intenso aroma cítrico, esta receta de alitas de pollo al horno se va a convertir en tu favorita.

Alitas de pollo lima-limón

Además de lo ricas que están, estas alitas de pollo crujientes tienen otra ventaja: se preparan casi solas. Tu único trabajo será colocarlas en una fuente de horno y exprimir el zumo. Es verdad que necesitan su tiempo de cocinado, pero no tendrás que hacerlas caso. Son de lo más sencillo.

Alitas de pollo lima-limón

Aunque puedes prepararlas con antelación y están buenas, si quieres que conserven la piel crujiente tendrás que hacerlas en el momento. En mi caso, las dejo ya limpias y en la fuente de horno, así cuando llego solo tengo que exprimir el zumo y meter en el horno. Mientras me cambio, pongo la mesa y preparo una ensalada y/o unas patatas asadas, las alitas de pollo lima-limón están listas para servir.

Alitas de pollo lima-limón

Para el aperitivo, para la cena, como segundo plato, ¿ya has pensado cuándo vas a preparar esta receta de alitas de pollo al horno?

Receta de alitas de pollo lima-limón

Ingredientes (para 4 personas):
12 alitas de pollo (1 kg aproximadamente)
1 limón
1 lima
Aceite de oliva
Pimienta negra molida
Sal
Perejil

Cómo preparar paso a paso alitas de pollo lima-limón

Precalienta el horno a 190ºC con calor arriba y abajo, sin aire. Limpia las alitas, quitando bien todos los restos de plumas que puedan tener. Puedes dejarlas enteras o trocearlas separando las tres partes. Espolvorea las alitas con sal y pimienta negra molida. Unta una fuente apta para horno con aceite de oliva y coloca las alitas con la piel hacia abajo. Lava la lima y el limón, seca, ralla la cáscara y reserva. Exprime medio limón y media lima y reserva las otras dos mitades.

Receta de alitas de pollo lima-limón: preparación

Hornea durante 20-25 minutos, según el tamaño de las alitas. Saca la fuente con cuidado, da la vuelta a las alitas y exprime el zumo del otro medio limón y la otra media lima. Espolvorea de nuevo con sal y pimienta negra molida. Vuelve a meter en el horno y cocina otros 20-25 minutos. Cambia la posición a grill y deja unos 3-4 minutos, para que queden doraditas y con la piel crujiente. Saca la fuente y espolvorea con piel de la lima y el limón.

Receta de alitas de pollo lima-limón: horneado

Sirve inmediatamente.

Trucos y consejos para cocinar unas alitas de pollo lima-limón perfectas

→ Elige pollo muy fresco, las alitas enseguida se ponen pegajosas.

→ Si no quieres asar las puntas de las alitas porque apenas tienen carne, puedes usarlas para hacer un caldo.

→ Si no tienes lima, usa dos limones, aunque el toque de la lima queda muy bien.

→ Lógicamente, las alitas tienen un toque ácido, pero nada excesivo. Quedan muy ricas y crujientes.

→ Si sobra alguna alita, puedes guardarlas un par de días en la nevera. Estarán igual de ricas, pero la piel ya no quedará crujiente.

→ ¿Buscas recetas con pollo? En el blog tienes un montón:
En frío: pechuga de pollo a baja temperatura (el famoso 'pollo lento' que difundió Boticaria García), fiambre de pavo o pollo.
En ensalada: ensalada de pollo, aguacate y anacardos o ensalada César (con salsa casera).

Gracias a Abril Herrera por descubrirme esta receta de alitas de pollo tan rica.

También te puede interesar...

3 comentarios

  1. super sencillas y exquisitas!! las hago seguro, me han encantado

    ResponderEliminar
  2. Hola soy angel con q mas se les puede acompañar a las alitas al limon

    ResponderEliminar

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres preguntarme algo o dejar algún mensaje? ¡Hazlo aquí! Me encantará leerlo y responderte.

Sígueme en Instagram

SÍGUEME EN TWITTER