aperitivos y tapas

Empanadillas cremosas de calabacín y pollo

18.9.13

Empanadillas cremosas de calabacín y pollo

La receta que te propongo en esta ocasión es fácil y rápida, ideal para un picoteo o para que los niños coman verdura sin protestar. Prepara una sopa o un poco de ensalada para acompañar estas empanadillas y tendrás una cena perfecta.

Empanadillas cremosas de calabacín y pollo

Aunque puedes freírlas, que es lo que se suele hacer habitualmente, te recomiendo que las pruebes al horno. Es una forma más barata, limpia y ligera de prepararlas, e incluso te diría que las empanadillas quedan más ricas. Da igual el relleno para empanadillas que utilices, si no te apetece cambiar, seguro que con tu receta de siempre también quedan genial horneadas.

Empanadillas cremosas de calabacín y pollo

Es un plato muy cómodo, que puedes dejar preparado el día antes, listo para meter en el horno. Así tardarás mucho menos. Lo que no he probado es a congelar las empanadillas, aunque no creo que haya ningún problema. A ver si lo hago y os cuento qué tal la experiencia.

Empanadillas cremosas de calabacín y pollo

Si eres de los que siempre compras las empanadillas congeladas, anímate a prepararlas en casa, así podrás variar el relleno y poner tu toque personal. Y si te apetece, puedes preparar también estas croquetas de ibéricos o alguna de las pizzas que ya he publicado. Verás qué fácil es.

Ingredientes (para 16 unidades):
1 paquete de obleas (tiene 16)
250 gramos de calabacín
250 gramos de cebolla
150 gramos de pollo
100 gramos de jamón york
75 gramos de queso crema
1 huevo
Aceite de oliva
Sal

Elaboración:
Pica la cebolla en trocitos. Ponla en un cuenco apto para microondas. Echa un poquito de sal y un chorrito de aceite de oliva y mete en el microondas tapado. Cocina a media potencia durante 4 minutos. Saca, destapa con cuidado (saldrá bastante vapor), mueve y cocina dos minutos más.

Pica y pocha la cebolla en el microondas

Mientras, pela y corta en cubitos el calabacín, parte el pollo en trozos pequeños y pica el jamón york. Reserva. Saca la cebolla del microondas, debe estar muy blandita y jugosa, pero blanca.

Mientras, prepara el resto de ingredientes del relleno

Echa un chorrito de aceite en una sartén amplia y pon a fuego medio-bajo. Rehoga la cebolla, el calabacín y el pollo durante unos minutos, hasta que el calabacín este blando y el pollo pierda el color crudo. Añade el jamón york y sigue cocinando un poco más, hasta que quede una mezcla melosa.

Rehoga el relleno hasta que quede meloso

Incorpora el queso crema a la sartén y mueve hasta que se integre por completo. Prueba y rectifica de sal. Si quieres puedes poner un poquito de pimienta negra molida. Retira del fuego y deja que temple. Mientras, coloca las obleas una junto a otra sobre una bandeja de horno cubierta con papel vegetal (así no tendrás que mover las empanadillas una vez rellenas).

Añade el queso crema y prepara las obleas

Precalienta el horno a 220º con calor arriba y abajo. Pon un par de cucharadas de la mezcla (templada o fría, si no, la oblea se romperá al doblarla) sobre una mitad de la oblea (para poder cerrarla). Humedece el borde de esa mitad con un poquito de agua o huevo y dobla con cuidado. Para cerrar el borde puedes utilizar un tenedor, presionando con las púas por todo el borde; o simplemente doblar trocitos, superponiendo uno sobre otro, como hice yo.

Rellena las empanadillas y sella bien el borde

Bate el huevo y pinta con él las empanadillas. Pincha cada empanadilla un par de veces con un tenedor para dejar salir el vapor cuando estén dentro del horno. Mete la bandeja en el horno y cocina unos minutos, hasta que las empanadillas se doren.

Pinta con huevo, pincha y hornea

Saca del horno y deja que templen. Por dentro, mantienen bastante el calor.

Espera a que las empanadillas templen

Trucos y consejos:

Al cocinar en el horno evitamos las calorías del aceite frito. Además, las obleas quedan perfectamente crujientes y resultan menos pesadas.

 Prueba a cambiar el relleno, puedes poner gambas o trocitos de surimi en lugar de pollo y jamón york; o rellenarlas solo de verduras, añadiendo, por ejemplo, setas. Solo tienes que cocinar bien cada ingrediente para que no quede crudo ni duro, ya que en el horno apenas dará tiempo a que se hagan.

 Es importante que el borde esté bien cerrado, si no, el relleno se saldrá durante el horneado. Sea con un poquito de agua o con huevo batido, debes humedecer el borde de la mitad de la oblea y sellarlo con la otra mitad, utilizando un tenedor o las manos.

 Acuérdate de pinchar las empanadillas, si no, con el calor del horno, se hincharán y reventarán. Si no tienes huevo o no quieres pintarlas, no pasa nada, solo sirve para que queden más doraditas por fuera.

 Si te sobra relleno, puedes comerlo solo o acompañando un poco de pasta.


Gracias por leerme,



También te puede interesar...

8 comentarios

  1. Nunca he preparado empanadillas en casa y además no soy amante de los fritos... así que con lo de hacerlas al horno ¡me has convenido para probarlas! Cuando las pruebe, te cuento ;)

    El descubrimiento de tu blog ha sido un gran acierto... me da muchas ideas para preparar comidas que no me hubiese animado preparar antes de encontrarte :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que a mí me da mucha pereza freír y uso el horno muy a menudo.
      Muchas gracias, Isa!! Da gusto leer comentarios así.

      Eliminar
  2. qué buena idea ese relleno! me gusta mucho, además ahora es época de calabacines

    ResponderEliminar
  3. Que ricas tienen que estar. Nunca he hecho empanadillas en casa, siempre las he comprado congeladas, pero seguro que un día las hago y así como tu dices les puedo poner el relleno que quiera.
    Besitos!

    ResponderEliminar
  4. Que te voy a decir? pues que esto tiene una pinta brutal total!, y que debe estar que te mueres!

    ResponderEliminar
  5. Hola guapa, soy compañera del Asalta Blogs! Estoy pasandome a conocer a los blogs que no conocia antes del gran momento!! jejeje No te habia visto nunca y me gusta mucho tu blog, lo tienes muy bonito :) Que te vy a decir de estas empanadillas, me parecen deliciosas chiquilla, el relleno es muy originaal, nunca he puesto calabacin en una empanadilla y creo que es una forma deliciosa y estupenda de comerlo!! Muy muy ricas, un besito guapa y luego te veo tu receta robada :) Un beso

    ResponderEliminar
  6. Me ha encantado la receta, te pediría un favor, ¿se te ocurre algún sustituto para el queso? A mi peque no le gusta..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, puedes usar un poquito de bechamel para que sigan siendo cremosas o algún queso sin apenas sabor, como el mozzarella.

      Eliminar

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres preguntarme algo o dejar algún mensaje? ¡Hazlo aquí! Me encantará leerlo y responderte.

ÚLTIMAS ENTRADAS

NO TE PIERDAS NADA



Escribe tu email:

SÍGUEME EN TWITTER