navidad

Almejas en salsa verde

16.2.17

Almejas en salsa verde

Las almejas en salsa verde son un plato clásico de la cocina española, típico especialmente en zonas de costa, como Galicia. Rica y muy fácil de hacer, esta receta de almejas se convertirá en una de tus favoritas. No lleva ingredientes raros, está lista en 15-20 minutos y sólo necesitas para prepararla una cacerola baja que sea amplia y con fondo grueso (como mi cacerola BRA), para que la salsa no se agarre y los moluscos no se pasen.

Almejas en salsa verde

Además de intentar conseguir almejas frescas, es recomendable usar un buen vino blanco, los que mejor van son el Albariño y el Ribeiro. Piensa que, cuanto mejor sea el vino que eches, mejor sabor tendrá el plato. Un consejo: nunca uses para cocinar un vino que no te beberías.

Almejas en salsa verde

La receta de salsa verde, que sirve como base del plato, es muy sencilla y lo mejor es que puedes utilizarla para cocinar otros moluscos, marisco y pescados. De hecho, si guardas salsa y unas poquitas almejas, al día siguiente sólo tienes que calentarlo a fuego bajito y añadir unos lomos de merluza o rape cortados en tacos para disfrutar de un platazo.

Almejas en salsa verde

Si preparas esta receta de almejas en salsa verde sube una foto a cualquier red social y etiquétame (Facebook | Twitter | Instagram | Pinterest | Google+). Y si quieres otra opción, no dudes en consultar la receta de almejas a la marinera. ¡Espero que te gusten!

Ingredientes (para 2 personas):
1 kilo de almejas finas o babosas
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
4 dientes de ajo
Un ramillete de perejil fresco
1 cucharada de harina
125 ml de vino blanco
1 hoja de laurel
Sal

Elaboración:
Unas 3-4 horas antes de cocinarlas, pon las almejas en un recipiente con agua y un puñado de sal gorda para que suelten la arena. Cambia el agua 2 o 3 veces, para que se limpien bien de arena. Si son bien frescas, se abrirán ligeramente y beberán, soltando la arena que tengan en su interior. No las toques o se cerrarán. Por cierto, es normal que suelten bastante arena, eso también indica que son frescas.

Receta de almejas en salsa verde 01

Cuando estén bien limpias, las abrimos al vapor, por si hubiera quedado algo de tierra. Lava las almejas bien por fuera y escurre. Pon una cacerola al fuego con medio vaso de agua y una hoja de laurel. Si tienes una rejilla, colócala en la cacerola, para que las almejas no toquen el fondo. Pon a fuego medio-alto y, cuando el agua empiece a hervir, echa las almejas. Tapa, calcula 2 minutos y retira del fuego. Saca las almejas con una espumadera, desechando las rotas y las que no se hayan abierto. Reserva. Cuela el agua de la cocción y reserva.

Receta de almejas en salsa verde 03

Pon el aceite y los ajos exprimidos o picados finos en una cacerola amplia a fuego medio-bajo. Mientras se rehogan, lava y pica el perejil, retirando los tallos. Reserva. Añade una cucharada de harina a la cacerola, rehoga 1 minuto para que no sepa a crudo y vierte el vino. Sube un poquito el fuego hasta llevar a ebullición.

Receta de almejas en salsa verde 02

Añade medio vaso del caldo que han soltado las almejas y el perejil picado (calcula un par de cucharadas) y mueve bien. Espera a que la salsa esté ligada y reduzca un poco, para que no quede demasiado líquida. Incorpora las almejas que habíamos abierto, tapa y deja que se cocine junto, con el fuego apagado, durante 2-3 minutos. Sirve.


Trucos y consejos:

→ Intenta comprar almejas vivas, son las de mayor calidad. Si puedes permitírtelo, escoge almejas finas; si no, babosas. Trata de comprarlas el mismo día o la víspera que vayas a cocinarlas, para asegurar su frescura.

→ Si te gusta el picante, puedes añadir un trocito de guindilla al cocinarlas.

→ Aprovecha tanto el agua de cocer las almejas que sobre, como la salsa (si es que sobra) para otros guisos. A cualquier arroz marinero, paella, sopa o guiso de pescado le sentará fenomenal. Si ves que no lo vas a gastar, puedes congelarlo.

→ Cuando el marisco es fresco, necesita muy poca cocción. No te pases o quedará con textura gomosa, como chicle.

Ésta es una receta hecha en colaboración con StopCrazy, una tienda on line de productos para el hogar con un enorme surtido de electrodomésticos y menaje. Además de disponer de un amplio catálogo de marcas de reconocido prestigio, cuentan con precios muy competitivos. Su servicio de atención al cliente es amable y eficaz.

También te puede interesar...

9 comentarios

  1. Me encanta el consejo:
    "nunca uses para cocinar un vino que no te beberías."

    https://tusconservas.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es importante tenerlo en cuenta: te puedes cargar un producto tan bueno como estas almejas o carne de cerdo ibérico ;)

      Eliminar
  2. Gracias por tu receta y por tu consejo, he visitado la web de www.stopcrazy.com y me ha parecido muy recomendable para comprar los artículos de Bra a buen precio.

    ResponderEliminar
  3. me encanta la salsa verde, es una salsa estupenda para mariscos, pescados y carnes

    ResponderEliminar
  4. Me gusta la receta soy fans de las almejas y suelo cocinarlas a la marinera, las probaré en salsa verde. Por cierto he comprado en www.stopcrazy.com una cacerola Bra a un precio increíble, gracias.

    ResponderEliminar
  5. Qué buen plato has hecho, y tienes mucha razón con lo del vino, eso mismo pensé cuando hice unas peras al vino, merece la pena poner un vino bueno.
    besos,

    ResponderEliminar
  6. Que buena receta, sin duda es un plato que merece la pena preparar, esta para chuparse los dedos.

    ResponderEliminar
  7. Que buena pinta tienen esas almejas! Me encanta la salsa verde, creo que le da un toque muy bueno a todos los plazos del mar.

    ResponderEliminar
  8. Pintaza las almejas, me las apunto, que aunque es una receta "básica" si que es bastante útil para todo tipo de personas y situaciones, un buen entrante diría yo.

    ResponderEliminar

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres preguntarme algo o dejar algún mensaje? ¡Hazlo aquí! Me encantará leerlo y responderte.

ÚLTIMAS ENTRADAS

NO TE PIERDAS NADA



Escribe tu email:

SÍGUEME EN TWITTER