aperitivos y tapas

Bocadillo de pulled pork

9.9.19

Bocadillo de pulled pork

El pulled pork es una carne de cerdo deshilachada típica de la cocina anglosajona. Se prepara aderezando la pieza y horneándola a una temperatura baja durante un periodo largo de tiempo. Lo mejor es que no hay que estar pendiente: una vez se mete en el horno, podemos desentendernos. Cuando está tierna, se deshilacha con dos tenedores, se reduce la salsa y listo. Tendremos raciones de carne y salsa para una temporada.

Bocadillo de pulled pork

Aunque la carne de pulled pork se puede tomar sola con un poco de ensalada, lo típico es que se convierta en relleno ya sea de un bocadillo, un mollete, una patata asada, una bomba, un pan de pita, un bao, una tortilla o wrap... También se puede servir con arroz blanco o puré de patata, por ejemplo.

Bocadillo de pulled pork

Lo ideal es servir este bocadillo de pulled pork calentito o, al menos, templado, para que la carne se mantenga muy jugosa gracias a la salsa. Para prepararlo escoge un buen pan, que sea consistente, que soporte bien el relleno y aguante los mordiscos sin romperse. Quedan muy bien los panes integrales y con semillas.

Bocadillo de pulled pork

Para un almuerzo de picnic, para una cena informal, ¿qué ocasión elegirás para probar esta receta de bocadillo de pulled pork?

Receta de bocadillo de pulled pork

Ingredientes (para 4 bocadillos):
4 panecillos
Hojas de rúcula
1/4 de cebolla morada
250 gramos de pulled pork (carne deshilachada)
5-7 cucharadas de salsa con cebolla de pulled pork
4 cucharadas de salsa barbacoa

Cómo preparar paso a paso un bocadillo de pulled pork

Lo primero es tener la carne lista. Mira cómo cocinar pulled pork. Con esta receta obtendrás la carne y la salsa de cebolla. Calienta la carne en el microondas junto con una buena cucharada de salsa de cebolla para que esté jugosa. No debe estar excesivamente caliente para que no ablande las hojas de rúcula. Reserva.

Abre los panecillos al medio y tuesta por el lado de la miga. Coloca sobre las tapas de abajo unas hojas de rúcula, pon en cada tapa 1 o 1,5 cucharadas de salsa de cebolla (en la receta de pulled pork te detallo cómo hacerla), coloca la carne deshilachada templada encima y, sobre esta, la cebolla picada. Unta una cucharada de salsa barbacoa en las tapas superiores del pan y cierra los bocadillos.

Receta de bocadillo de pulled pork

Sirve inmediatamente para que se mantengan templados.

Trucos y consejos para cocinar un bocadillo de pulled pork perfecto

→ Escoge un pan consistente. Me gustan especialmente los que llevan pipas, semillas o frutos secos. Se puede hacer con una barra, pero prefiero los panecillos individuales.

→ Si la cebolla cruda que vas a usar es muy potente, una vez picada, métela en agua con hielo y deja unos 5 minutos. Escurre, seca y lista para usar.

→ Puedes cambiar la rúcula por otras hojas verdes, pero esta me gusta porque da un sabor especial.

→ El pulled pork congela muy bien. Puedes guardarlo en raciones e ir sacando para tomar como más te guste. No solo en este bocadillo, también en una tosta, en un wrap, en un bao... En mi caso, congelo la carne por un lado (en bolsitas) y la salsa con la cebolla por otro (en tarritos).

Esta receta de bocadillo de pulled pork está hecha en colaboración con Coosur, cuya salsa barbacoa sin azúcares añadidos venía en mi última Disfrutabox, la caja con productos de alimentación, hogar y belleza, que llega a casa cada mes. Si quieres probarla, puedes pedir la primera por 9,99€, introduciendo el código REBECACOCINA.

También te puede interesar...

0 comentarios

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres preguntarme algo o dejar algún mensaje? ¡Hazlo aquí! Me encantará leerlo y responderte.

Sígueme en Instagram

SÍGUEME EN TWITTER