cocina internacional

Pan de pita

24.1.19

Pan de pita

El pan de pita es un tipo de pan plano y blando, típico de los países del Mediterráneo oriental, como Grecia, Turquía, Siria, Egipto o Libia. Los panes planos, como la receta de pan pita, son la forma más simple y más antigua de cocinado del pan y ya se hacía en el Antiguo Egipto, donde tenían incluso hornos para hacerlos. Los egipcios presionaban porciones de masa contra las paredes del horno obteniendo unos panes tipo tortas.

Pan de pita

Hay decenas de recetas de panes planos, como el pide o el lavash turcos, el naan asiático, el chapati hindú, la focaccia y la pizza italianas, el mollete español o las tortillas mexicanas. Casi todas estas masas se componen de los mismos ingredientes: harina, agua, algo de sal y poca o ninguna levadura. Además, apenas se dejan levar.

Pan de pita

El pan de pita se sirve de manera tradicional para untar con hummus o tzatziki y relleno de kebab o falafel, aunque en la antigüedad se empleaba básicamente como sustituto de los cubiertos. Hoy día se puede tomar como cualquier otro pan, tanto para comer acompañando algún alimento o como soporte en sándwiches o bocadillos con todo tipo de rellenos.

Pan de pita relleno

Si quieres disfrutar de un alimento milenario, prepara esta receta de pan de pita casero. ¿Con qué lo vas a rellenar?

Receta de pan de pita

Ingredientes (para 4 panes):
188 gramos de harina de trigo
12 gramos de harina de trigo integral
125 gramos de agua
5 gramos de azúcar
2,5 gramos de sal
2,5 gramos de levadura de panadero fresca (0,8 gramos si es seca)

Cómo preparar paso a paso pan de pita casero

Si lo haces a mano, pon en un cuenco las harinas, el agua a temperatura ambiente (si está fría, calienta 5-8 segundos en el microondas, de forma que, si la tocas, no notes frío ni calor), el azúcar, la sal y la levadura. Mezcla todo y deja reposar 15 minutos tapado.
Si lo haces con Thermomix, pon en el vaso las harinas, el agua el azúcar, la sal y la levadura. No hace falta templar el agua porque en el amasado se va a calentar un poco la masa. Programa 3 segundos a velocidad 5, baja los restos y deja reposar con la tapa y el cubilete puestos durante 15 minutos.

Receta de pan de pita: la masa

Precalienta el horno a tope con calor arriba y abajo y coloca una bandeja plana vacía en la parte central. Mi horno llega a 275ºC. Lo importante es que esté muy, muy caliente.

Receta de pan de pita: el horno

Pasado el tiempo de reposo, amasa durante 5 minutos. Si lo haces a mano, pliega y haz rodar la masa hasta que esté lisa (te dejo un vídeo aquí debajo para que veas cómo se hace). Si lo haces con Themomix, usa el programa espiga. En ambos casos, tapa y deja reposar entre 30 y 60 minutos, para que la masa aumente su tamaño casi al doble. Desgasa sobre la encimera, sin presionar demasiado, corta en 4 porciones de unos 80 gramos y bolea. Bolear consiste en estirar un poco la masa, sin rasgarla, juntar abajo las puntas y hacer girar sobre sí misma para que la masa tenga un poquito de tensión (tienes otro vídeo aquí debajo para que puedas verlo). Cuando tengas las bolas formadas, cubre con un paño limpio y deja reposar 5 minutos.

Receta de pan de pita: formado

En este vídeo puedes ver cómo amasar.



Y en este otro vídeo puedes ver cómo bolear.



Cuando las bolas se hayan relajado y estén ligeramente blandas, espolvorea con harina la encimera, el rodillo y un poco las bolas y estira. Hay que hacerlo desde el centro hacia arriba y desde el centro hacia abajo, dos veces en cada dirección. Gira 90º la masa y repite la operación: estira desde el centro hacia arriba y desde el centro hacia abajo, dos veces en cada dirección. La masa tendrá una forma redondeada. Debe medir unos 15 cm de diámetro. No hace falta que quede un círculo perfecto.

Receta de pan de pita: estirado

Coloca dos panes sobre un papel de horno y este, a su vez, sobre una bandeja. Abre el horno y desliza la hoja de papel con los panes sobre la bandeja, que estará muy, muy caliente. Hornea durante 2-3 minutos, hasta que los panes se inflen y bajen. Saca con cuidado la hoja con los panes, dejando la bandeja dentro y repite la operación con los otros dos panes.

Receta de pan de pita: horneado

Al sacar, es muy importante que envuelvas las pitas con un paño limpio, para que no se resequen. Para rellenarlas, abre el borde con un cuchillo de sierra y despega con cuidado. El pan quedará como un 'bosillo' para que metas lo que quieras en su interior.

Receta de pan de pita: cómo abrir los panes

Sirve inmediatamente.

Trucos y consejos para cocinar unos panes de pita perfectos

→ La harina 'normal' es la ideal para este tipo de panes. Ni de fuerza, ni floja. Añadimos una pequeña parte de harina integral para darle algo de sabor. No es imprescindible, pero el pan gana con ella. Esa parte de harina integral se puede sustituir por semolina o por la harina que se usa para la fritura de pescado.

→ Para hacer estos panes no sirve el impulsor químico (o mal llamada levadura tipo Royal, la de los bizcochos). Necesitamos levadura de panadero. La levadura fresca la venden en cualquier supermercado en la zona de yogures y mantequillas refrigeradas. Si te sobra, la puedes congelar. La levadura seca de panadero suele estar con las harinas y el impulsor químico.

→ Has visto que amasar es sencillo, en caso de que no tengas amasadora o Thermomix. Bolear tampoco es complicado, simplemente deja bolas muy lisas por la parte superior y ligeramente tirantes.

→ Si al estirar las bolas con el rodillo sientes que se encogen, tapa con un paño y deja 5 minutos para que se relaje la masa. Si no tienes rodillo, usa una botella lisa.

→ Es fundamental que el horno esté lo más caliente posible y la bandeja interior también. Si no, los panes no se inflarán.

→ Es normal que los panes se inflen y luego se desinflen. No los dejes demasiado tiempo en el horno o quedarán duros. Si tienes el horno bien caliente, o deben estar en ningún caso más de 4-5 minutos.

→ Acuérdate de envolverlos en un paño nada más sacarlos del horno para que no se resequen. Lo ideal es consumirlos en un máximo de 12 horas.

→ Si quieres conservarlos para otro día, espera a que se enfríen (tapados con un paño) y guarda en el congelador dentro de una bolsa tipo ZIP. Cuando quieras consumirlos, puedes poner en un tostador o dejar una hora a temperatura ambiente.

→ Ya tienes el pan, ¿te apetece preparar un doner kebab casero?

[Receta original de Ibán Yarza]

También te puede interesar...

4 comentarios

  1. te han quedado perfectos Rebeca. La verdad es que el pan de pita es genial, a mi me encanta porque es súper versátil

    ResponderEliminar
  2. Seguro que es más sano que el pan de super.

    ResponderEliminar
  3. ¿Podría sustituir toda la harina por harina integral?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que quede bien en un pan plano como este. De todas formas tendrías que adaptar las cantidades de líquidos. Saludos.

      Eliminar

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres preguntarme algo o dejar algún mensaje? ¡Hazlo aquí! Me encantará leerlo y responderte.

Sígueme en Instagram

SÍGUEME EN TWITTER