cocina internacional

Tartaletas de limón y merengue

17.1.19

Tartaletas de limón y merengue

Me encanta servir postres en formato individual, son cómodos de preparar, de servir y de comer. En este caso, versiono en forma de tartaletas el clásico lemon meringue pie americano, una tarta de crema de limón y merengue que combina una base crujiente, un relleno de lemon curd (cuajada de limón) y una cobertura de merengue suizo tostado.

Tartaletas de limón y merengue

Es una mezcla infalible: la acidez y suavidad del lemon curd contrasta con el dulzor y el toque esponjoso y ligeramente crujiente del merengue tostado. Y aunque los americanos consideran este dulce como propio y tienen el 15 de agosto como día nacional de conmemoración del pastel de limón y merengue, al parecer el autor fue el panadero suizo Alexander Frehse, quien la preparó por primera vez en el siglo XIX.

Tartaletas de limón y merengue

Cuando vayas a preparar estas tartaletas de limón y merengue, puedes hacer las dos preparaciones en el momento, pero también puedes organizarte para realizar el lemon curd con anterioridad, incluso unos días antes. Así, cuando quieras servir las tartaletas, solo tendrás que hacer el merengue y montarlas.

Tartaletas de limón y merengue

¿A quién vas a sorprender con esta receta de tartaletas de limón y merengue?

Receta de tartaletas de limón y merengue

Ingredientes (para 8 tartaletas):
-Para el lemon curd:
3-4 limones
175 gramos de azúcar
125 gramos de mantequilla
3 huevos
-Para el merengue suizo:
100 gramos de claras de huevo
200 gramos de azúcar
-Para montar las tartaletas de limón y merengue:
8 tartaletas
600 gramos de lemon curd
300 gramos de merengue

Cómo preparar paso a paso un lemon pie (o tarta de limón y merengue)

Lemon curdEn primer lugar, hay que preparar la crema cuajada de limón o lemon curd. Se puede hacer, incluso, unos días antes. Te dejo el paso a paso de la receta de lemon curd, donde detallo cómo hacerla de tres formas distintas: en cazo, en microondas o con Thermomix.


Para preparar el merengue, pon un cazo con agua a fuego medio-alto. Mientras se calienta, pon en el bol de una amasadora (o en un bol amplio, si lo vas a batir a mano) las claras de huevo y el azúcar. Pon el bol al baño María sobre el cazo, sin que el agua llegue a tocarlo. Bate con unas varillas mientras la mezcla se va calentando. Si tienes termómetro, la mezcla debe alcanzar los 60ºC, si no, frota la mezcla entre las yemas de los dedos y, cuando no se note el granillo del azúcar, estará lista. Es fundamental no pasarse de temperatura para que las claras no se cuajen. Cuando el azúcar esté disuelto, retira el bol del baño María y coloca el bol en la amasadora. Bate a velocidad alta hasta que la mezcla se enfríe y el merengue esté bien firme. Tardará unos 10-15 minutos. El recipiente debe estar frío al tacto y el merengue muy blanco y brillante.
Si lo haces con Thermomix, pon la mariposa, echa las claras y el azúcar y programa 4 minutos a 50ºC con velocidad 3,5 y, a continuación, 4 minutos más, sin temperatura, a velocidad 3,5.

Receta de merengue para una tarta de limón (lemon pie) 01

Mete el merengue en una manga con boquilla grande (la mía, lisa, pero puede ser de estrella).

Receta de merengue para una tarta de limón (lemon pie) 02

Para montar las tartaletas, rellena con una buena capa de lemon curd y decora la parte superior con montoncitos de merengue. Quema con un soplete o gratina en el horno a 150ºC con el grill encendido hasta que las puntas se doren.


Sirve las tartaletas recientes para que la masa quebrada no se ablande.

Trucos y consejos para cocinar unas tartaletas de limón y merengue perfectas

→ El lemon curd se conserva en la nevera perfectamente durante 10 días. Si quieres que aguante más, tendrás que envasarlo en tarros de cristal esterilizados y, una vez embotado en caliente, dejar que se enfríe boca abajo para que haga vacío. Así puede durar 2-3 meses, en un lugar fresco, seco y, preferentemente, a oscuras. Si te sobra y quieres gastarlo, puedes preparar unos vasitos de crema de limón.

→ El merengue debe hacerse en el momento de montar la tarta, porque si no, se irá bajando con el paso del tiempo. No es obligatorio usar manga, se puede echar sobre el lemon curd con una cuchara y usar el dorso para formar picos.

→ Ten cuidado al tostar el merengue, si te pasas, tendrá un sabor amargo.

→ Si lo prefieres, puedes prepararlo en formato tarta de crema de limón y merengue, usando una base de masa quebrada casera o comprada.

Esta receta de tartaletas de limón y merengue está hecha en colaboración con Mundo Pastel, una empresa especializada en la elaboración de bases de tartas, vol-au-vents, barquillos y tartaletas tan ricas como las que he usado para estos mini lemon meringue pies. Lo mejor es su gran variedad de productos, para todos los gustos.

También te puede interesar...

2 comentarios

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres preguntarme algo o dejar algún mensaje? ¡Hazlo aquí! Me encantará leerlo y responderte.

Sígueme en Instagram

SÍGUEME EN TWITTER