aperitivos y tapas

Focaccia de tomates cherry, cebolla y queso brie

19.8.13

focaccia de tomates cherry, cebolla y queso brie

Hace mucho tiempo que tengo ganas de hacer pan casero, pero por uno u otro motivo no me decido. He leído un millón de artículos, reportajes y entradas de blogs sobre el tema (especialmente en webos fritos), pero no acabo de dar el paso. Y eso que hasta he comprado varias veces harina de fuerza y levadura fresca (que he terminado usando, por ejemplo, para hacer roscón de Reyes o masa de pizza). Por eso, cuando navegando por algunos blogs que he descubierto últimamente (sobre todo gracias al Asalta blogs), encontré diferentes versiones de la receta de focaccia, pensé que sería una buena forma de comenzar.

focaccia de tomates cherry, cebolla y queso brie

La focaccia ('hogaza', en italiano) está en un punto intermedio entre el pan y la pizza. Después de probarla, yo diría que se acerca más al primero, algo así como una rebanada con hierbas aromáticas, que se acompaña de los ingredientes que cada uno prefiera (el tomate le da un punto estupendo). Una de sus características son unas marcas redondas por la superficie, que se hacen clavando los dedos en la masa cuando ya está estirada, y cuyo objetivo es que se impregne bien de aceite de oliva por dentro.

focaccia de tomates cherry, cebolla y queso brie

Creo que es un plato estupendo para picar, como aperitivo o para acompañar una ensalada en la cena. Además, si sobra, se puede guardar: solo habrá que meterla unos minutos en el horno para que vuelva a estar templada cuando la vayamos a servir de nuevo.

focaccia de tomates cherry, cebolla y queso brie

Lo bueno de la focaccia es que puede tener sabores variados en función de los ingredientes que pongamos por encima y también según las hierbas aromáticas que utilicemos para hacer la masa, admite orégano, albahaca, tomillo, romero... Muy recomendable...

Ingredientes (para el tamaño de una bandeja de horno):
25 gramos de levadura fresca de panadero
5 gramos de azúcar (1 cucharadita)
500 gramos de harina de fuerza
250-300 ml de agua
5 gramos de sal (1 cucharadita)
75 gramos de aceite de oliva (5 cucharadas)
5 gramos de albahaca seca (1 cucharada)
200 gramos de tomates cherry
100 gramos de cebolla
100 gramos de queso brie
5 gramos de sal gorda (1 cucharadita)

Elaboración:
En un cuenco pequeño, mezcla la levadura, el azúcar, una cucharadita de harina y un chorrito de agua templada. Deshaz con las manos la levadura y, cuando la mezcla sea homogénea, deja reposar 10-15 minutos.

Deshaz la levadura con agua en un cuenco pequeño

En ese tiempo, la levadura empezará a trabajar y la masa comenzará a crecer y a tener pequeñas burbujitas.

La levadura hará crecer la masa en unos minutos

Pon en un cuenco grande el resto de la harina, la sal, dos cucharadas de aceite de oliva (unos 35 gramos) y la albahaca. Incorpora la mezcla de levadura y mueve con una cuchara de madera. Añade poco a poco el resto del agua (templada, que al meter el dedo no esté caliente ni fría), puede que no necesites incorporar todo. La masa no debe pegarse a las manos, pero tiene que ser elástica (para que, al estirarla un poco, no se rompa). Yo necesité unos 290 ml.

Incorpora el agua a la masa poco a poco

Amasa durante unos minutos, incorporando algo más de agua si ves que la masa no es elástica. Cuando la trabajes sin problemas, haz una bola y deja reposar en el cuenco cubierta con un paño limpio y seco, en un lugar templado, donde no haya corrientes (por ejemplo, dentro del horno apagado). Debe doblar su volumen y suele tardar una hora (depende de la temperatura ambiente).

Cubre la masa con un trapo limpio y seco

Mientras, corta los tomates por la mitad, trocea la cebolla y haz daditos el queso. Reserva. Unta la bandeja del horno con una cucharada de aceite de oliva.

Corta los tomates, la cebolla y el queso

Destapa la masa, verás que ha crecido bastante. Tendrá un aspecto parecido al que ves en la siguiente imagen.

Masa de focaccia levada

Pasa la masa a la encimera y desinfla con un amasado suave. Estira con el rodillo, dejando una capa de medio centímetro de grosor y pásala a la bandeja del horno. Ajusta a las dimensiones de la bandeja y marca tus dedos varias veces por toda la superficie.

Estira la masa y marca tus dedos

Reparte por encima los tomates, la cebolla y el queso, riega con otro par de cucharadas de aceite de oliva y rocía con una cucharadita de sal gorda. Deja reposar para que la masa leve de nuevo, hasta doblar su grosor. Tardará una media hora (si no hace frío).

Coloca los tomates, la cebolla y el queso y deja levar de nuevo

Precalienta el horno a 200 grados. Si al levar la masa ha “sacado” los tomates, húndelos. Mete la bandeja con la focaccia y hornea durante unos 22 minutos. Yo, antes de sacarla, subí la temperatura y la dejé dorar durante dos minutos. Debe quedar crujiente por fuera y con una miga esponjosa por dentro.

Hornea unos 20-25 minutos

Saca del horno y sirve templada. Puedes echar un hilito de aceite de oliva por encima.

Sirve la focaccia templada

Trucos y consejos:

La levadura fresca de panadero se puede encontrar en cualquier supermercado (yo la compré en Mercadona), en la sección de refrigerados al lado de la mantequilla). No sirve la levadura en polvo que usamos para hacer bizcochos (tipo Royal).

 La harina debe ser de fuerza. También la venden en supermercados.

 Puedes cambiar la albahaca seca por otras hierbas, como orégano, tomillo, romero o, incluso, mezclarlas, para que quede a tu gusto.

 Prueba a cambiar los tomates, cebolla y queso por otros ingredientes, como aceitunas negras, trocitos de anchoa, otro queso, como el manchego o el rulo de cabra...

 El agua debe estar templada, a temperatura ambiente. Si está fría, a la levadura le costará reaccionar y si está caliente, no se desarrollará bien. Lo ideal es que, al tocarla, no notemos frío ni calor. Si está fría, podemos meterla un poquitín al microondas, pero con cuidado de no pasarnos.


*Hay que sumar el tiempo del levado

Gracias por leerme,



También te puede interesar...

13 comentarios

  1. ¡Qué buena pinta Rebeca!

    Por las fotos me recuerda a las cocas que preparaban mis tios cuando era pequeña y las de mi suegra, con verduras (tomate, pimiento, cebolla) o salchichas.

    ¡Seguro que estaba buenísimo y ya no quedan ni las migas!

    ResponderEliminar
  2. Qué buena pinta!!! Yo suelo hacer focaccia muy a menudo, generalmente de aceitunas negras y tomate, pero me apunto tu receta que tiene que estar buenísima.
    A mí es que hacer pan en casa me vuelve loca. Al principio lo hacía amasando a mano, pero luego me regalaron una panificadora y estoy como loca con ella. En ella elaboro las masas, y después lo meto al horno (excepto el pan de molde, que lo hago en la pani). Lo malo es que desde que hago pan el casa, ya no me gusta el del súper!!!
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Gracias chicas!!
    Isa, a mí también me recuerda a las cocas saladas que hacen por la zona de Alicante.
    Victoria, yo haré la de aceitunas, que parece ser la más típica... La panificadora es uno de mis 'trastos' pendientes, a ver cuándo cae...

    ResponderEliminar
  4. Hola , soy María Teresa , de COCINA SIN PROBLEMAS.
    Te ha quedado una miga divina, de verdad, y mira que yo hago cocas, aquí en Alicante hay de todo, con salchichas , con sardinas saladas, con morcilla, de verduras, de todo, esta tuya tan sencilla te ha quedado simplemente espectacular.
    Ya me he hecho seguidora tuya, un besico y sigo por aquí viendo cositas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, María Teresa, la verdad es que estaba muy buena... Y bienvenida!! Me alegro de que te quedes por aquí...

      Eliminar
  5. Me encanta, la verdad es que es una receta que siempre dejo en pendientes, pero creo que me voy a animar a hacerla después de ver lo bien que te ha quedado. Me voy a quedar como seguidora y así veo lo que cocinas. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Qué rico picoteo nos has preparado hoy Rebeca!!!
    El olorcillo llega hasta mi cocina.
    Besos.
    Raquel

    ResponderEliminar
  7. Gracias por visitarme, acabo de descubrir tu blog y me quedo de seguidora, qué focaccia más rica!
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Que pinta tan maravillosa te ha salido, enhorabuena, un beso!

    ResponderEliminar
  9. Rebeca no conocía tu blog, hasta que he leído tu comentario en mi blog!
    Me quedo por aquí como seguidora!
    Esta focaccia que traes está riquísima!
    Un besote
    http://saboreando-delicias.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  10. Bienvenidos a todos los nuevos lectores y gracias por las visitas y comentarios!! :P

    ResponderEliminar
  11. Mmmm me encanta la focaccia!! Nunca la he preparado con queso brie, pero me animaré porque creo que el saborcito del queso le debe quedar divinamente! En mi casa la focaccia es un éxito siempre, nos encanta almenos comer una vez al mes! Probaré tu version, que delicia! Un besito

    ResponderEliminar
  12. Me encanta la focaccia, que buena receta-

    ResponderEliminar

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres preguntarme algo o dejar algún mensaje? ¡Hazlo aquí! Me encantará leerlo y responderte.

ÚLTIMAS ENTRADAS

NO TE PIERDAS NADA



Escribe tu email:

SÍGUEME EN TWITTER