cocina tradicional

Bizcochada manchega

4.2.19

Bizcochada manchega

La bizcochada manchega (o bizcochá) es un postre típico de la zona de La Mancha, que se prepara con tortas de Alcázar empapadas en leche. Suave, jugoso y aromático, este dulce tradicional es perfecto para aprovechar las tortas que se quedan algo duras o resecas. Y posiblemente ese fuera su origen, en el convento de Santa Clara de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), donde nacieron las tortas en el siglo XVI.

Bizcochada manchega

La receta de bizcochada manchega es muy sencilla de preparar. Consiste en aromatizar la leche con limón y canela y verterla sobre las tortas, que quedan muy, muy tiernas, para comer con cuchara. Hay quien remoja las tortas de Alcázar con unas natillas ligeras, añadiendo yemas batidas y/o maicena para espesar la mezcla leche.

Bizcochada manchega

La cocina de La Mancha está llena de platos de origen humilde, recetas tradicionales como esta bizcochada manchega que poco tienen que envidiar a los postres más sofisticados. Mazapán, miel sobre hojuelas, flores de sartén, tejas de almendra o miguelitos son algunos de los dulces más característicos de mi región.

Bizcochada manchega

¿Alguien puede resistirse a probar esta receta de bizcochada manchega o bizcochá?

Receta de bizcochada manchega

Ingredientes (para 6 raciones):
6 tortas de Alcázar
1 litro de leche
1 palo de canela
1 limón
Azúcar
Canela

Cómo preparar paso a paso bizcochada manchega

Lava y seca el limón, pela la cáscara cogiendo solo lo amarillo. Echa la leche en un cazo y añade la cáscara de limón y el palo de canela. Cuando rompa a hervir, apaga el fuego, tapa y deja que repose unos 15 minutos. Cuela y reserva.

Receta de bizcochada manchega: aromatizando la leche

Despega las tortas que vayas a usar del papel y pon una en cada cazuelita.

Receta de bizcochada manchega: preparando las tortas

Vierte un par de cazos de leche sobre cada torta. Si lo absorbe todo, añade un poco de leche aromatizada más. Espolvorea con azúcar y canela.

Receta de bizcochada manchega: remojando las tortas

Puedes servir aún templado o frío. En el segundo caso, deja que enfríe por completo, tapa con film y guarda en la nevera para que se conserve bien.

Trucos y consejos para preparar una bizcochada manchega perfecta

→ Puedes usar tortas de Alcázar compradas o tortas de Alcázar caseras.

→ La torta debe quedar bien empapada y con un poco de líquido sin absorber.

→ La bizcochada se puede comer tibia o fría. En verano, queda genial recién sacada de la nevera.

→ Una vez hecha, puedes guardar la bizcochada en la nevera durante un máximo de 2 o 3 días.

También te puede interesar...

2 comentarios

  1. No conocía este postre, qué buena pinta y encima si sirve para dar salida a tortas que se están quedando duras doble éxito! Un beso

    ResponderEliminar
  2. yo tampoco conocía esta elaboración, pero no dudo ni un momento que tiene que estar rico, major dicho, riquísimo

    ResponderEliminar

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres preguntarme algo o dejar algún mensaje? ¡Hazlo aquí! Me encantará leerlo y responderte.

Sígueme en Instagram

SÍGUEME EN TWITTER