otros dulces

Miel sobre hojuelas

10.5.17

Miel sobre hojuelas

Cuando las cosas van 'miel sobre hojuelas' es porque se encuentran en un estado inmejorable. Como esta receta dulce tradicional que está tan rica que se ha convertido en una frase hecha. Típico de la cocina castellano-manchega, es un plato sencillo de elaborar y de ingredientes muy accesibles. Si te preguntas de dónde viene su nombre, quienes tienen maña, son capaces de dar forma de flor a los trozos de masa, mientras los fríen.

Miel sobre hojuelas

La miel, seña de identidad de la gastronomía de Castilla-La Mancha, es un endulzante natural que aporta toda la gracia a las hojuelas, que no son más que una masa de harina y huevo estirada y frita. Una recomendación: usad una miel de buena calidad; si podéis, elegid miel de La Alcarria, que está protegida por su Denominación de Origen.

Miel sobre hojuelas

Aunque actualmente la miel sobre hojuelas se prepara en cualquier época del año, antiguamente era un dulce típico de Carnaval y Semana Santa. Si te gusta la cocina tradicional, no dejes de probar las rosquillas, las flores de sartén, los buñuelos o las torrijas.

Miel sobre hojuelas

Si preparas esta receta de miel sobre hojuelas, sube una foto a cualquier red social y etiquétame (Facebook | Twitter | Instagram | Pinterest | Google+). ¡Espero que te guste!

Ingredientes (para unas 30 porciones):
1 huevo
1 cascarón de huevo de anís
1 cascarón de huevo de aceite
4-5 gotas de vinagre
1 pizca de sal
125-150 gramos de harina
Aceite de girasol (para freír)
Miel (al gusto)

Elaboración:
Rompe sólo la puntita del huevo, vacía sobre un recipiente y llena el cascarón de anís. Echa junto al huevo y vuelve a rellenar de aceite de oliva. Bate muy bien, incorpora unas gotas de vinagre y una pizca de sal. Añade la harina poco a poco sin dejar de remover. Amasa hasta que obtengas una masa blanda y brillante que no se pegue a las manos (unos 5-10 minutos). Debe quedar muy elástica. Tapa mientras preparas el aceite.

Receta de miel sobre hojuelas: la masa

Pon un cazo con aceite de girasol a freír a temperatura media. Coge pequeñas porciones de masa y estira con un rodillo hasta dejarlas lo más finas posibles, como una hoja de papel. Echa a freír y en apenas unos segundos da la vuelta. Las hojuelas deben quedar ligeramente doradas, porque se queman enseguida y amargan. Saca a un plato con papel absorbente.

Receta de miel sobre hojuelas: la fritura

Una vez frías, pasa a una fuente, pon una capa de hojuelas y riega con unas cucharadas de miel. Pon otra capa y vuelve a poner miel por encima, hasta que termines con todas las hojuelas.

Miel sobre hojuelas

Trucos y consejos:

→ Si no vais a gastar todas en el mismo día, guárdalas en una caja de cartón, sin miel.

→ La masa debe quedar muy, muy, muy fina antes de freír, para obtener un buen resultado. Si es algo gruesa, quedará menos agradable. Si está suficientemente fina, al freírla se harán pequeñas burbujas; si está gruesa, se inflará toda la masa absorbiendo mucho aceite.

→ Hay que tener mucho cuidado con la temperatura del aceite, para que no se queme; y también para no freír en exceso las hojuelas. Deben quedar de un color dorado claro.

→ ¿Por qué uso aceite de girasol para freírlas? Porque apenas da sabor al dulce, mientras que, con aceite de oliva, el resultado es mucho más pesado y no deja apreciar bien a la miel.

Con esta receta de miel sobre hojuelas típica de Castilla-La Mancha, participo en el reto La cocina Typical Spanish, que este mes pedía recetas con miel. Visita el recetario más goloso y disfruta de las propuestas de mis compañeros en #conlamielenloslabiosts.

También te puede interesar...

12 comentarios

  1. Hola Rebeca ... muy rica y fácil de hacer , a mi todo lo que lleve miel me gusta, y si son de semana santa más, me da igual la época del año ,cuando se trata de esos dulces pringositos¡¡¡se ven deliciosos, espero mi taper¡¡¡ jajaja, un besote feliz semana¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana, la miel es un auténtico tesoro. Te envío una caja de hojuelas pero ya ;)

      Eliminar
  2. Uff que ricas, aquí hacemos unas parecidas llamadas tortas fritas, mi suegra las bordaba, pero no hubo forma de conseguir pesar los ingredientes conforme las iba haciendo y ella, como todas las antiguas, las hacía a ojo, pero son muy parecidas, te aseguro que cualquier tarde vengo a por la receta.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, las madres/abuelas. Yo a las mías las he 'obligado' a preparar conmigo sus recetas mientras peso y mido todos toditos los ingredientes. Cuesta, pero al final se puede. Eso de "lo que admita" no sirve ;)

      Eliminar
  3. madre mía que delicia, con tu permiso me llevo un par jejeje
    besos
    Rosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Rosa. Te guardo una cajita de hojuelas con miel ;)

      Eliminar
  4. Hola ! Que rico ! Tengo que probarlo un fin de semana
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Rebeca,me encanta tu receta. Jamás había visto una receta que midiese los ingredientes con un huevo. Que original. Y el resultado final queda la mar de bueno.

    ResponderEliminar
  6. Deliciosas!!! Me encantan las hojuelas!!! Te han quedado estupendas!! Besitos, guapa!

    ResponderEliminar
  7. Por favor que ricas, se ven deliciosas super original lo del huevo, con tu permiso me la llevo, gracias bst

    ResponderEliminar
  8. A mi estas hojuelas hasta sin miel. Que ricas!! Besos!

    ResponderEliminar

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres preguntarme algo o dejar algún mensaje? ¡Hazlo aquí! Me encantará leerlo y responderte.

ÚLTIMAS ENTRADAS

NO TE PIERDAS NADA



Escribe tu email:

SÍGUEME EN TWITTER