otros dulces

Buñuelos de viento

1.11.12

Buñuelos de viento

Los buñuelos de viento son bolitas de masa fritas que se rellenan con una crema dulce. Son típicos de la repostería española y se consumen, tradicionalmente, el día de Todos los Santos. Pertenecen a las llamadas frutas de sartén o dulces de sartén, como las rosquillas, los churros, los pestiños u hojuelas, las flores o las torrijas.

Buñuelos de viento

Al parecer, el origen de la receta de buñuelos de viento está en los 'bimuelos', unos bollos fritos que los judíos sefardíes elaboraban ya en el siglo X para celebrar la Janucá (o Hanuká). Los cristianos adaptan el dulce y la fecha de consumo por cercanía, ya que esa festividad judía tiene lugar entre noviembre y diciembre.

Buñuelos de viento

Los buñuelos de viento no son la única receta típica del día de Todos los Santos, en España también se consumen huesos de santo y diversos tipos de panellets, que, cada vez más, compiten con dulces anglosajones, como el pastel de calabaza (pumpkin pie), el bizcocho de calabaza y otras recetas de Halloween.

Buñuelos de viento

Si preparas esta receta de buñuelos de viento, sube una foto a cualquier red social y etiquétame (Facebook | Twitter | Instagram | Pinterest | Google+). ¡Espero que te guste!
Ingredientes (para unas 40-50 unidades):
250 gramos de leche
100 gramos de mantequilla
Una pizca de sal
200 gramos de harina
15 gramos de levadura
5 huevos
50 gramos de azúcar
1 limón
500 ml de aceite para freír (yo uso de girasol)
Azúcar glacé
Unos 500-600 gramos de crema pastelera

Elaboración:
Tamiza la harina con la levadura y reserva. Lava y seca el limón, ralla la parte amarilla de la cáscara y reserva. Pon en una cacerola la leche, la mantequilla y la pizca de sal. Calienta a fuego medio y, cuando la mantequilla se derrita y la mezcla empiece a hervir, echa de golpe la harina con la levadura. Mueve con una cuchara de madera hasta que la masa se despegue de los bordes de la cacerola.

Receta de buñuelos de viento: la masa 1

Apaga el fuego, casca un huevo en un cuenco (por si cae algún trozo de cáscara) y añade a la masa. Mueve bien con la cuchara de madera y, cuando esté totalmente integrado, repite la operación con los otros huevos, siempre de uno en uno. La masa se va poniendo más lisa y suave cada vez. Cuando termines con los huevos, echa el azúcar y la ralladura de limón y mezcla hasta integrar.

Receta de buñuelos de viento: la masa 2

Pon el aceite en una sartén honda y calienta a fuego medio (6 sobre 10). Cuando haya alcanzado la temperatura, baja un poco el fuego (a 4-5) y echa una pequeña porción de masa. Puedes usar dos cucharillas o una cuchara de helado rellena a la mitad. Es muy importante que tengas paciencia, para que se hagan por dentro y no se quemen por fuera. Al echar la masa, verás que no tiene forma redonda, pero al alcanzar temperatura adecuada, se “abre” (como si estallara) y se redondea sola, quedando el buñuelo hueco por dentro. Puedes freír varios buñuelos a la vez, siempre que tengan espacio suficiente para flotar. Normalmente no hace falta que des la vuelta a los buñuelos porque al ahuecarse se giran solos. Cuando estén dorados, saca a una fuente con papel absorbente para que escurran y se enfríen.

Receta de buñuelos de viento: la fritura

Elije el relleno y prepáralo. Yo, en este caso, utilicé crema pastelera. Cuando el relleno esté frío, pon en un biberón de repostería o en una manga pastelera y rellena los buñuelos, que también deben estar fríos. Te puedes ayudar de las tijeras para dar un cortecito por la parte más blanda de la masa. Una vez rellenos, pon en una fuente limpia y espolvorea con azúcar glacé.

Receta de buñuelos de viento: el relleno

Trucos y consejos:

→ No pongas el aceite demasiado caliente o los buñuelos se dorarán por fuera y estarán crudos por dentro. Además, el aceite ennegrecerá y lo que frías no sabrá bien.

→ Es importante rellenar los buñuelos de manera abundante para que queden muy jugosos.

→ Puedes usar otros rellenos, como nata montada, ganache de chocolate, mermelada de fresas o crema de queso y chocolate blanco.

→ Cuanto más tiempo lleven rellenos, más blanditos se pondrán por fuera.

También te puede interesar...

2 comentarios

  1. Rebeca qué ricos, yo tambien los preparé el día de Todos Santos, es lo más tipico.
    Besicos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí q estaban ricos, digo estaban porque no han durado ni 24 horas!! Seguro que los tuyos también estaban deliciosos. BSS

      Eliminar

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres preguntarme algo o dejar algún mensaje? ¡Hazlo aquí! Me encantará leerlo y responderte.

ÚLTIMAS ENTRADAS

NO TE PIERDAS NADA



Escribe tu email:

SÍGUEME EN TWITTER