otros dulces

Buñuelos de viento

1.11.12

Buñuelos de viento rellenos de crema

¿Halloween o Día de Todos los Santos? En lo culinario, desde luego, me quedo con la tradición española, con sus huesos de santo y con los buñuelos, que hoy os traigo paso a paso. Están muy ricos y me ha sorprendido lo fácil que es prepararlos (con éxito).

Buñuelos de viento rellenos de chocolate

¿De crema o de chocolate? Da igual, rellénalos de lo que prefieras, también sirven la mermelada, la nata montada, el dulce de leche, depende del gusto de cada uno. Yo hice mitad de crema y mitad de ganaché de chocolate con leche. Riquísimos ambos.

Buñuelos de viento rellenos de crema

Por cierto, aparte del paso a paso, hay algunas recomendaciones que conviene tener en cuenta:
1- Si tienes el pelo recién lavado, no te plantees hacer buñuelos (salvo que no te importe volver a lavártelo al terminar), salvo que quieras que todo aquel que esté cerca de ti piense que te has caído en una tina de aceite ;).
2- Decreta el toque de queda y cierra a cal y canto la puerta de la cocina cuando vayas a empezar a freír, salvo que quieras que tu casa huela a "churrería" (mi marido dixit). Si puedes, abre además la ventana y enciende a tope la campana extractora.
3- Cuando una receta diga "el aceite deberá estar muy caliente" no hagas caso, o a los cinco minutos se te empezará a quemar todo lo que caiga en él. Además, el propio aceite ennegrecerá y lo que frías no sabrá bien. Hay que distinguir entre aceite 'bien' caliente y aceite 'muy' caliente. En este caso, con ponerlo en principio a temperatura 6 sobre 10, estará bien, y después de un par de tandas, se puede bajar a 5, e incluso a 4.

Buñuelos de viento rellenos de crema

Y creo que no se me olvida nada, ya solo me queda invitaros a probarlos. Por cierto, la receta es del libro de Levadura Royal del que ya os hablé en la entrada de las rosquillas. Cada vez me gusta más. ¡Que disfrutéis!
Ingredientes (para unas 40-50 unidades):
250 ml de leche
100 gramos de mantequilla
Una pizca de sal
200 gramos de harina
15 gramos de levadura
5 huevos
50 gramos de azúcar
1 limón
500 ml de aceite de girasol
Azúcar glacé
Relleno: crema pastelera, ganaché de chocolate, nata montada, mermelada…

Elaboración:
Tamiza la harina con la levadura y reserva. Lava el limón y ralla la cáscara (solo la parte amarilla). Reserva.


Pon en una cacerola la leche, la mantequilla y la sal (si la mantequilla es sin sal). Calienta a fuego medio y, cuando la mantequilla se derrita y la mezcla empiece a hervir, echa de golpe la harina con la levadura. Mueve con una cuchara de madera hasta que la masa se despegue de los bordes de la cacerola.


Apaga el fuego, casca un huevo en un cuenco (por si cae algún trozo de cáscara) y añade a la masa. Mueve bien con la cuchara de madera y, cuando esté totalmente integrado, repite la operación con los otros huevos, siempre de uno en uno. En las fotos puedes ver cómo la masa se va poniendo más lisa y suave cada vez.


Echa el azúcar y la ralladura de la cáscara de limón y mezcla hasta integrar. Reserva.


Pon el aceite en una sartén honda y calienta a fuego medio (6 sobre 10). Cuando haya alcanzado bastante temperatura, baja un poco el fuego (a 4-5) y echa una pequeña porción de masa. Puedes usar una cucharilla o, lo más cómodo, una cuchara de helado (llena a la mitad). Es muy importante que tengas paciencia, para que se hagan por dentro y no se quemen por fuera. Al echar la masa, verás que no tiene forma redonda, pero al alcanzar temperatura adecuada, se “abre” (como si estallara) y se redondea, quedando hueco por dentro. En la foto de abajo a la izquierda puedes ver la 'brecha' clarita en el buñuelo ya tostado. Puedes echar varias porciones de masa, pero ten cuidado porque si son demasiadas se pegarán. Deben tener espacio para “nadar”. Además, normalmente no hace falta que des la vuelta a los buñuelos porque al ahuecarse se giran solos.


Cuando estén dorados, saca con una espumadera a una fuente con papel absorbente para que escurran y se enfríen.


Elije el relleno de los buñuelos y prepáralo. Yo, en este caso, utilicé crema pastelera para la mitad y ganaché de chocolate con leche para la otra mitad, puedes ver las recetas para hacerlo pinchando sobre ellos. Cuando el relleno esté listo y frío, pon en un biberón de repostería o en una manga pastelera con boquilla redonda grande y rellena. O, simplemente, da un cortecito con una tijera (por la parte más blanda, que es por la que se ha abierto al freír) y rellena con ayuda de una cucharilla.


Pon en una fuente limpia y espolvorea con azúcar glacé.


Cuanto más tiempo lleven rellenos, más blanditos se pondrán por fuera. ¡A comer!


* El precio y el tiempo dependerán del relleno que elijas

También te puede interesar...

2 comentarios

  1. Rebeca qué ricos, yo tambien los preparé el día de Todos Santos, es lo más tipico.
    Besicos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí q estaban ricos, digo estaban porque no han durado ni 24 horas!! Seguro que los tuyos también estaban deliciosos. BSS

      Eliminar

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres preguntarme algo o dejar algún mensaje? ¡Hazlo aquí! Me encantará leerlo y responderte.

ÚLTIMAS ENTRADAS

NO TE PIERDAS NADA



Escribe tu email:

SÍGUEME EN TWITTER