bizcochos tartas y pasteles

Tarta de hojaldre (de mi madre)

21.8.11

Tarta de hojaldre

Me encanta esta receta. Primero, porque es de mi madre y todavía no había publicado ninguna suya, a pesar de que cocina muy bien. Segundo, porque se hace muy rápido y aún no he encontrado a nadie a quien no le guste, a pesar de que mi madre la ha hecho, posiblemente, más de cien veces. Tercero, porque, por comodidad, siempre que me apetecía llevarla a algún sitio, le pedía que me la hiciera (me daba miedo que la crema no saliera bien) y, por "culpa" del blog, esta vez la he hecho yo para enseñaros el paso a paso.

Tarta de hojaldre

A pesar de mis temores con la crema, fue fácil -aplicando el truco de mi madre que os explico más abajo- y salió muy rica. El hojaldre también quedó crujiente y muy huequecito. Por cierto, una vez más, triunfó entre los comensales. Es una de sus ventajas: gusta a los golosos y a los que no lo son, porque no empalaga; es original, porque no es la típica tarta de chocolate o de queso que todo el mundo hace; se tarda muy poco en preparar, así que sirve como solución de urgencia si nos invitan a comer o si llegan invitados a casa...

Tarta de hojaldre

¡Ah! Y no hace falta tener cucharas ni platos para comerla. Se pone el trozo en una servilleta y se come perfectamente a mordiscos, lo que también la convierte en buena opción si vas de merienda al campo (y no hace mucho calor) o si tienes muchos invitados. Pruébala y a ver qué te parece.


Los ingredientes para una tarta de 15 raciones grandes (o 20 medianas) son:

2 capas de hojaldre
1 litro de leche entera
1 vaso de azúcar
2 huevos
4 cucharadas colmadas de harina de repostería
1 cucharadita de vainilla en polvo
Azúcar glas

Elaboración:

Precalienta el horno a 220 grados, con calor arriba y abajo. Esta es siempre la temperatura ideal para hornear hojaldre, salvo que la receta lo indique especialmente.

Lo primero es preparar una crema pastelera que será el relleno de la tarta. Yo utilizo un truco de mi madre para que salga bien sí o sí y nunca se haga grumos, ni se corte, ni nada parecido, así que no te preocupes que saldrá perfecta. Pon en una cacerola 800 mililitros de leche, el vaso de azúcar y una cucharadita de vainilla en polvo. Si lo prefieres, puedes aromatizar la leche con cáscara de limón o naranja, con canela en rama o con una vaina de vainilla, según tu preferencia. Ponlo a fuego medio-alto.


En un vaso de batidora echa el resto de la leche, los huevos y la harina y bate solo lo justo hasta que se mezcle. Esta es la clave que decía para asegurarse de que la crema quedará estupenda.


Cuando la leche rompa a hervir, baja el fuego a temperatura media-baja y, sin dejar de remover con las varillas, añade la mezcla de los huevos despacito. Debe estar al fuego, al menos, unos seis o siete minutos, para que la harina pierda el sabor crudo y la crema espese lo suficiente para que no se salga cuando rellenemos la tarta. Ten en cuenta que, cuando la crema se enfríe, espesará más.


Retira del fuego, pásala a un recipiente que se pueda tapar y deja que se enfríe. Si llevas mucha prisa, puedes meter la crema en el frigorífico e, incluso, en el congelador, para que se enfríe antes. Si no, déjala que se temple fuera, tápala y guarda en la nevera hasta la hora de montar la tarta.


Ahora vamos a preparar el hojaldre. Echa un poquito de harina de repostería sobre la encimera bien limpia. Estira el hojaldre sobre la encimera. Retira el papel de horno y ponlo sobre la bandeja. Con ayuda del rodillo, alisa el hojaldre y déjalo del tamaño de la bandeja de horno. En mi caso, sobraba un poquito, así que lo corté y lo utilicé para hacer unas napolitanas de dulce de leche que ya publicaré. Introduce la bandeja con el hojaldre en el horno.


Tardará unos 6-7 minutos en estar doradito, aunque esto depende del horno, así que debes estar muy atento porque lo fundamental es que no se queme. Mientras se hornea la primera capa, prepara la otra.

Cuando el hojaldre esté hecho, sacamos la bandeja, dejamos un par de minutos y con mucho cuidado, trasladamos a una rejilla para que se enfríe. Lo ideal es utilizar dos espumaderas para que no se rompa.


Enfría la bandeja de horno o utiliza otra si tienes dos iguales. Yo la meto en el frigorífico y en un par de minutos está lista. Si no te cabe, puedes ponerla bajo el grifo, pero entonces debes secarla muy, muy bien o la segunda lámina de hojaldre se estropeará.

Introduce la segunda capa de hojaldre en el horno y deja unos 6-7 minutos, igual que en el caso anterior. Sácala cuando esté doradita, espera un par de minutos y pásala a una rejilla para que se termine de enfriar.

Ahora solo nos queda montar la tarta, pero eso lo haremos justo antes de comerla, porque si la montamos con mucho tiempo, el hojaldre se ablandará. Lo ideal es que no esté más de 30-60 minutos montada antes de comerla. Puedes montarla justo antes de empezar la comida o cena. Si la vas a llevar a algún sitio donde tenga que ir lista para tomar, móntala justo antes de salir de casa.

En una bandeja, pon la capa de hojaldre que menos haya subido. Si está muy abombada, con una espumadera bájala un poco. Echa la crema por encima y, con ayuda de una espátula, repártela de manera uniforme. Pon la otra capa de hojaldre encima, con la parte plana hacia abajo. Espolvorea con azúcar glas.


Si lo prefieres, puedes hacer tartas individuales (quedarían parecidas a los 'miguelitos' de La Roda), pero te darán mucho más trabajo, pues tienes que cortar el hojaldre en cuadrados, que coincidan en tamaño, rellenar y decorar uno por uno…

Con este tamaño de tarta salen unas 20 porciones de tamaño medio, así que si sois menos, reduce todos los ingredientes a la mitad y, antes de hornear el hojaldre, corta la lámina por la mitad para que tengas las dos capas.

Aquí te dejo una foto de la tarta cortada, para que veas cómo debe quedar: el hojaldre bien hueco y la capa de crema de un dedo y medio de alto.


Espero que te guste y, ya sabes, si te decides a hacerla, ¡cuéntame qué tal te ha salido!


También te puede interesar...

5 comentarios

  1. ay la crema es mi perdición, que pinta tan rica!! besines

    ResponderEliminar
  2. Hola Rebeca,
    un placer tenerte por mi blog y así de paso pude descubrir el tuyo y las delicias que preparas :)
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Yo estoy con monik, me encanta la crema!! jajajaja. Y el hojaldre ni te cuento... me la comería ahora mismito! :P

    Besitos guapa! :)

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Andrea!! La verdad es que está muy rica. Anímate a hacerla y cuéntame qué tal!!

    ResponderEliminar

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres preguntarme algo o dejar algún mensaje? ¡Hazlo aquí! Me encantará leerlo y responderte.

ÚLTIMAS ENTRADAS

NO TE PIERDAS NADA



Escribe tu email:

SÍGUEME EN TWITTER