polos y helados

Helado de tarta de queso con fresas (cheesecake)

20.7.17

Helado de tarta de queso con fresas (cheesecake)

A pesar de lo que pueda parecer, hacer helados caseros no es difícil, pero hay que seguir algunas normas básicas para conseguir una textura cremosa. Además, al prepararlos en casa, sabremos exactamente qué ingredientes llevan y adaptarlos a nuestros gustos. Por ejemplo, este helado de tarta de queso no es más que una adaptación a partir de una crema a base de nata montada y leche condensada.

Helado de tarta de queso con fresas (cheesecake)

¿Qué lleva la tradicional tarta de queso fría? Una base de galletas, una mezcla de queso suave y cobertura de mermelada de fresa y/o fruta natural. Pues exactamente eso es lo que hemos puesto en este helado de cheesecake, tanto en la mezcla como acompañamiento al servir. En cada cucharada disfrutarás de todo el sabor de la tarta.

Helado de tarta de queso con fresas (cheesecake)

Tengas o no heladera, puedes preparar esta receta de helado casero, pues te explico el paso a paso en ambos casos. Eso sí, si te gusta hacer helados en casa, te recomiendo que te compres una, ya que las de bol de congelación previa no son caras (las hay por unos 25€) y ofrecen un estupendo resultado, facilitando mucho el trabajo.

Helado de tarta de queso con fresas (cheesecake)

Si preparas esta receta de helado de tarta de queso con fresas, sube una foto a cualquier red social y etiquétame (Facebook | Twitter | Instagram | Pinterest | Google+). ¡Espero que te guste!

Ingredientes:
500 gramos de nata montada
400 gramos de leche condensada
120 gramos de queso crema
120 gramos de mermelada de fresa
120 gramos de fresas
8 galletas tipo Chiquilín o Digestive (+2 para decorar)

Elaboración:
Monta la nata muy fría con la leche condensada. Añade el queso crema y bate lo justo para integrar. Añade las galletas picadas, la mermelada y las fresas en trocitos. Integra con una espátula.

Helado de tarta de queso con fresas (cheesecake)

Tritura un poco con la batidora. Si lo haces con heladera, manteca durante unos 20 minutos y guarda en el congelador una media hora antes de servir. Si lo haces sin heladera, mete en un recipiente hermético en el congelador. Saca cada media hora y, con una varilla, mezcla bien para romper los cristales de hielo que se hayan formado. Deberás hacerlo durante las primeras 3 o 4 horas, para conseguir que el helado quede cremoso. Deja otras 3 o 4 horas de reposo en el congelador. Cuando vayas a comerlo, saca el recipiente, deja unos 5 minutos a temperatura ambiente y sirve con un poco de mermelada por encima, unas galletas y una fresa.


Trucos y consejos:

→ Cuando las fresas no estén de temporada, puedes cambiar esta fruta por frambuesas, moras o arándanos; o usar fresas congeladas.

→ La mermelada es muy importante en esta receta. Si quieres, puedes preparar una mermelada de fresas casera que marque la diferencia. La receta que te he dejado lleva hierbabuena y pimienta rosa, pero puedes prescindir de ellas para preparar este helado.

→ Si quieres puedes usar galletas caseras, te recomiendo las galletas linzer, tal como las explico en la receta, simplemente horneadas, sin emparejar con mermelada.

→ ¿Te ha gustado esta receta de helado de cheesecake? Puedes ver otras recetas de polos y helados pinchando aquí.

También te puede interesar...

1 comentarios

  1. ¡menuda tentación de receta! me la guardo para "el nuevo curso", que en verano me parece que no me voy a meter mucho en la cocina.. ;) bss!

    ResponderEliminar

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres preguntarme algo o dejar algún mensaje? ¡Hazlo aquí! Me encantará leerlo y responderte.

ÚLTIMAS ENTRADAS

NO TE PIERDAS NADA



Escribe tu email:

SÍGUEME EN TWITTER