galletas y pastas

Galletas linzer

7.2.15

Galletas linzer

¿Conoces las galletas linzer? Son una versión 'galleteada' de la Linzertorte, o tarta de Linz, la ciudad austriaca de la que es originario el dulce. Por si no te suena, se trata de un pastel enrejado de mantequilla y almendras o avellanas, relleno de mermelada de grosellas, que una condesa de Verona publicó en 1653, el más antiguo con constancia escrita.

Galletas linzer

Precisamente la mantequilla y las almendras son la base de la masa de las deliciosas galletas linzer, que luego se rellenan con mermelada. Lo tradicional es que sea de color rojo para que destaque. Me encantan con mermelada de fresas con hierbabuena y pimienta rosa o con mermelada de cerezas. Tienen un sabor increíble y, aunque algo laboriosa, la receta de galletas linzer no es difícil de preparar.

Galletas linzer

Al parecer, estas pastas de almendra se asocian a las recetas de Navidad, por su superficie nevada y el rojo del relleno, pero a mí me parece que, usando cortadores con forma de corazón, son perfectas para San Valentín. En realidad cualquier ocasión es buena para disfrutarlas, porque son deliciosas.

Galletas linzer

¿Te animas a probar la receta de pastas linzer?

Receta de galletas linzer

Ingredientes (para 25 galletas dobles):
240 gramos de almendras crudas
385 gramos de harina
1 cucharadita de levadura química (tipo Royal)
Una pizca de sal
250 gramos de mantequilla
140 gramos de azúcar glacé
½ cucharadita de vainilla en pasta (o esencia, aroma, extracto...)
1 huevo
Mermelada de fresas
Azúcar glacé para espolvorear

Cómo cocinar paso a paso galletas linzer

Tritura las almendras (o compra almendra molida) y mezcla en un recipiente con la harina, la levadura química y la sal. Reserva.

Receta de galletas linzer 01

Bate con la pala de la amasadora la mantequilla a temperatura ambiente. Cuando esté suave, incorpora el azúcar glacé y sigue batiendo despacio. Cuando esté bien integrado, añade la vainilla y, a continuación, el huevo un poco batido. Puede que te parezca que se ‘corta’, pero con un poco más de batido el huevo se incorporará (baja toda la masa que esté pegada por las paredes del vaso de la amasadora).

Receta de galletas linzer 02

Echa poco a poco la mezcla de harina a la masa y bate. Se formarán pequeñas bolitas. Apaga la amasadora, retira el bol y mezcla a mano hasta lograr una bola. Entonces amasa sobre la encimera bien limpia durante unos minutos, hasta que quede suave y homogénea. Estira entre dos papeles de horno y enfría en la nevera durante 1-2 horas, hasta que esté muy, muy fría.

Receta de galletas linzer 03

Saca la masa y aprieta con el dedo. Si está suficientemente fría, no debe marcarse. Corta entonces las galletas con cortapastas de dos en dos, haciendo un agujero a la de arriba) y pasa con cuidado a una bandeja cubierta con papel de horno. Tapa con más papel de horno y enfría al menos media hora más. Los restos de masa puedes unirlos y seguir cortando galletas.

Receta de galletas linzer 04

Precalienta el horno a 160º con calor arriba y abajo sin ventilador y hornea en el centro durante unos 10 minutos.

Receta de galletas linzer 05

Saca la bandeja del horno, pon un poquito de mermelada en cada galleta sin agujero y hornea 5 minutos más. Traspasa a una rejilla las galletas con agujero cuando estén templadas y espolvorea con azúcar glacé (pon una bandeja debajo para no manchar todo de azúcar). Traspasa a la rejilla las galletas con mermelada y cubre con las galletas espolvoreadas. Presiona con cuidado de no partirlas.

Receta de galletas linzer 06

No conviene dejar las pastas durante mucho tiempo porque la mermelada las va ablandando.

Trucos y consejos para hacer galletas linzer perfectas

→ Si trituras las almendras en casa, ten cuidado de no pasarte o empezarán a soltar aceite y se convertirán en una pasta.

→ Aunque secamos un poco la mermelada en el horno, si dejas las galletas hechas muchos días, se pondrán blandas. Unos 3-4 días aguantan a la perfección dentro de una lata.

→ Para que este tipo de galletas quede bien crujiente, es fundamental no amasar demasiado, para que no se desarrolle el gluten. Aunque la grasa de las almendras ayuda un poco a evitarlo, también conviene evitar que se humedezcan.

También te puede interesar...

13 comentarios

  1. Conocía estas galletitas pero nunca probé a hacerlas. A ti te han quedado estupendas, menuda pinta tiene y vaya bonitas que están ^^
    Buen finde. Un besote!

    ResponderEliminar
  2. Que monada de galletas, ya te lo he dicho pero es que no puedo dejar de mirarlas. Ademas para esta semana que viene son perfectas para San Valetin como bien dices.
    Besotes guapisima!

    ResponderEliminar
  3. Vistosas y deliciosas, poco más se puede decir, la verdad, las fotos dicen todo

    ResponderEliminar
  4. Fácil y rico, combinan bien con cualquier mermelada, me encantan!!

    ResponderEliminar
  5. Qué ricas!! y que preciosas quedan!! además son muy sanvalentineras a parte de ser perfectas para los peques. Besos

    ResponderEliminar
  6. Que bonitas tan quedado, de ricas ya ni te cuento, con esa mermelada, esa almendra............aisss que hambre me está entrando esta tarde

    ResponderEliminar
  7. Oissss que cosita tan cuqui!!! Me encantan estas galletas y como regalo son ideales!!! ^_^
    Bss!!!

    ResponderEliminar
  8. Una preciosidad de galletas y además deben de estar deliciosas
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Unas galletitas de lo más deliciosas y super bonitas!! Las tengo en mis pendientes!!! Un beso, guapa!!

    ResponderEliminar
  10. Rebeca que idea más buena de hacer galletas mitad harina de trigo mitad almendras .. Quedan maravillosas y con mermelada ni te cuento .. Esa de fresas y pimienta me ha encantado ... Un besazo guapetona

    ResponderEliminar
  11. Que preciosas te han quedado! me encantan! un beso!

    ResponderEliminar
  12. Unas galletas preciosas! Enhorabuena!!! Muac!!

    ResponderEliminar

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres preguntarme algo o dejar algún mensaje? ¡Hazlo aquí! Me encantará leerlo y responderte.

Sígueme en Instagram

SÍGUEME EN TWITTER