dulces y postres

Tarta de queso mascarpone

11.4.21

Tarta de queso mascarpone

El mascarpone es un queso fresco italiano muy cremoso, que se ha hecho muy popular gracias a la tarta de tiramisú. De color blanco ligeramente amarillento, el queso mascarpone tiene un sabor dulce y muy lácteo, lo que le convierte en un ingrediente ideal para postres. Curiosamente, no se elabora como un queso, sino con el procedimiento de los yogures: añadiendo un cultivo de bacterias a la nata de la leche que se utiliza para producir parmesano.

Tarta de queso mascarpone

Esta tarta de queso mascarpone es muy rápida de preparar y, al ser una tarta fría, es perfecta si buscas postres fáciles y no quieres encender el horno. Es una receta de tarta de queso fácil, con un resultado muy cremoso y un sabor suave. Puedes decorarla con fruta, como he hecho yo, pero también cubrirla con mermelada de tu fruta favorita (de fresa, de cereza, de fresa SIN azúcar, de melocotón...), dulce de leche, crema de limón, crema de chocolate...

Tarta de queso mascarpone

Si lo prefieres, puedes hacer esta tarta de queso sin horno en versión individual, preparando vasitos de tarta de queso mascarpone. Pones la galleta molida en el fondo (en este caso, sin mantequilla, pues no hará falta que esté compacta para desmoldar), a continuación la crema de queso y, cuando haya cuajado, decoras. Es muy cómodo porque solo tienes que servir un vasito a cada uno sin partir en porciones.

Tarta de queso mascarpone

¿Te animas a probar esta receta de cheesecake de mascarpone?

Receta de tarta de queso mascarpone

Ingredientes (para un molde de 20 cm de diámetro, 10 raciones):
-Para la base:
200 gramos de galletas
100 gramos de mantequilla

-Para el relleno:
400 gramos de nata para montar
100 gramos de azúcar
500 gramos de queso mascarpone
1 sobre de cuajada
50 gramos de leche

-Para decorar:
Fresas
Frambuesas

Cómo preparar paso a paso una tarta de queso mascarpone

Tritura las galletas con un mortero o un robot de cocina hasta hacerlas polvo. Añade la mantequilla y mezcla con las galletas. Si tienes Thermomix, echa las galletas y la mantequilla y programa 20 segundos velocidad 6. Aunque no es imprescindible, puedes cubrir el fondo y laterales de un molde desmontable con una pizca de mantequilla y adherir un círculo y una tira de papel de horno para poder desmoldar bien. Extiende en el fondo del molde las galletas con mantequilla, presiona para formar una capa sólida y nivela. Guarda en la nevera mientras preparas la crema de queso del relleno.

Receta de tarta de queso mascarpone: la base

Echa en un cazo la nata y el azúcar y mezcla. Calienta a fuego medio-bajo hasta que rompa a cocer. Añade el queso mascarpone y mueve hasta integrar. Diluye los polvos de cuajada en la leche y añade al cazo, sin dejar de remover. Cuando la mezcla empiece a hervir, retira del fuego sin dejar de remover. Espera unos segundos y pon de nuevo al fuego, hasta que hierva por segunda vez, siempre removiendo. Si tienes Thermomix, echa todos los ingredientes de la crema en el vaso y programa 9 minutos, 90º, velocidad 4. Vierte en el molde, sobre la base de galleta, con cuidado para que no se suelten migas de la base. Deja que temple a temperatura ambiente y luego guarda en la nevera hasta que cuaje completamente. Tardará unas 6 horas.

Receta de tarta de queso mascarpone: la crema

Cuando la tarta haya cuajado, desmolda y decora con la fruta.

Receta de tarta de queso mascarpone: decoración

Sirve bien fría.

Trucos y consejos para cocinar una tarta fría de queso y limón perfecta

→ Para la base puedes escoger tus galletas favoritas: las tipo Chiquilín o las clásicas María dorada van bien. Mis favoritas son las galletas de mantequilla súper fáciles de hacer.

→ Usa nata para montar con 35% de materia grasa, así será más espesa y la tarta cuajará mejor.

→ Ten cuidado para que no queden grumos en la crema del relleno. Es muy incómodo encontrarlos al comer.

→ Si se hace la crema de relleno en un cazo, es imprescindible que la cuajada hierva dos veces para que espese, pero hay que tener cuidado y remover continuamente porque se puede 'agarrar' y entonces la mezcla sabrá a quemado y tendrá grumitos oscuros.

→ Si no has cubierto el molde con papel de horno y quieres desmoldar la tarta y que quede perfecta, saca de la nevera, calienta un cuchillo bien afilado de filo liso bajo el grifo con agua muy, muy caliente, sécalo rápidamente y pasa por el borde interior. Retira el aro con cuidado y traspasa a una bandeja o un plato de servir.

→ La fruta de decoración puede ser congelada.

→ Si decoras la tarta solo con frutas, hazlo justo antes de servir para que las frutas no suelten jugo. Si pones mermelada o alguna crema, puedes hacerlo cuando la crema de queso haya cuajado.

También te puede interesar...

10 comentarios

  1. Intenté este sábado la receta y está buenísima! Muy buen blog, gracias por compartir todas estas recetas

    ResponderEliminar
  2. Pedí a mi tío que me hiciera esta tarta por mi cumple y estaba buenísima! Muchas gracias por compartir la receta!

    ResponderEliminar
  3. ¡Pienso preparar esta tarta el sábado que viene mi hija con mi nuero! ¡Espero que les guste! Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Sin duda alguna,me impresiono tu TARTA DE QUESO que tan solo verla te da ganas de probar un mordisco me imagino que la preparas con amor especialmente para tus hijos.para el postre siempre hay espacio,por que el postre no llena el estomago si no el corazón.Esta es una hermosa frase que te comparto para que siempre la lleves presente y que nunca pierdan el encanto ala hora de prepararlos.

    ResponderEliminar
  5. Esta tarta de queso mascarpone, es una delicia.

    ResponderEliminar
  6. Este fin de semana prepararé esta tarta de queso mascarpone, estoy segura que estará riquísima.

    ResponderEliminar

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres preguntarme algo o dejar algún mensaje? ¡Hazlo aquí! Me encantará leerlo y responderte.

Sígueme en Instagram

SÍGUEME EN TWITTER