bizcochos tartas y pasteles

Tiramisú

28.9.14

Tiramisú

Bizcocho, café con licor, crema de queso mascarpone y cacao o chocolate, una mezcla perfecta para hacer las delicias de cualquier paladar por exigente que sea. ¿Sabes cuál es su origen? Al parecer, la tarta de tiramisú, que se ha convertido en uno de los postres más populares del mundo, nace en los burdeles del norte de Italia en los años '50 del siglo pasado, como bocado vigorizante para empleadas y clientes, gracias a la acción inmediata del azúcar que endulza tanto la base como la crema. En origen, al parecer, no llevaba queso, ya que lo hubiera convertido en un plato más difícil de digerir y habría provocado somnolencia en los comensales, pero la receta fue evolucionando.

Tiramisú

Con esta receta de tiramisú participo en El Asalta blogs de septiembre, el reto de cocina en el que un montón de blogueros 'robamos' un plato a un compañero elegido por sorteo. Y aunque había preparado tarta de tiramisú muchas veces, nunca la había publicado; por eso, al verla en Churretes de chocolate, el dulce blog de Raquel, pensé que era el momento. Si quieres, puedes ver la receta original.

Tiramisú

La idea de presentarlo en forma de pasteles individuales, así como la receta de plancha de bizcocho genovés al agua, se las debo a Isabel, de Aliter Dulcia, con la que llevo todo un mes 'bizcocheando', en su curso on line de bizcochos perfectos. Normalmente, la gente prepara el tiramisú con bizcochos de soletilla comerciales como base. Si no quieres complicarte, puedes hacerlo así, aunque merece la pena dedicar un ratito a preparar este bizcocho casero.

Tiramisú

Si te ha gustado este postre italiano y preparas la receta, mándame una foto por email (tienes la dirección al comienzo de la columna derecha) o súbela a mi página de Facebook para que todos la disfrutemos. Buen provecho ;)
Ingredientes:
-Para el bizcocho*:
4 huevos M
60 ml de agua
170 gramos de azúcar
170 gramos de harina
Una pizca de sal
*Si no quieres hacerlo, puedes poner bizcochos de soletilla comprados

-Para calar el bizcocho:
200 ml de café o descafeinado
30 gramos de azúcar (o al gusto)
Un chorrito de licor de almendras (opcional)

-Para la crema:
250 gramos de queso mascarpone
3 huevos M
150 gramos de azúcar

-Para decorar:
100 gramos de chocolate (con leche o negro) o cacao en polvo

Elaboración:

En primer lugar vamos a preparar el bizcocho, una plancha genovesa al agua, que es la receta de los bizcochos de soletilla (si quieres saltarte este paso, puedes poner bizcochos de soletilla comprados como base, aunque tendrás que hacer una tarta y no pasteles y usar una fuente para que no se desparrame). Prepara una bandeja de horno forrada con papel y precalienta el horno con calor arriba y abajo, sin aire, a 180º. Separa las yemas de las claras y monta las claras a punto de nieve firme. Reserva.


Si te peleas con los huevo cada vez que tienes que separar las yemas de las claras, te dejo un vídeo para que veas cómo hacerlo sin complicaciones. Solo necesitas una botella pequeña de plástico vacía y limpia.


Seguimos con el bizcocho. Bate las yemas con el azúcar y, cuando esté homogéneo, incorpora el agua. Sigue batiendo. Incorpora la harina y bate muy bien, hasta que no quede ningún grumo. Añade las claras a punto de nieve e incorpóralas a la mezcla haciendo movimientos envolventes con una espátula, para que no se bajen. Vierte la masa sobre la bandeja forrada y reparte uniformemente con una espátula. Debe quedar lo más igualado posible. Hornea durante 15 minutos.


Cuando esté listo (puedes comprobar pinchando con un palillo por el centro), saca del horno y deja templar. Retira el papel con cuidado y deja que enfríe sobre una rejilla. Necesitará al menos dos horas (si lo usas caliente o templado, ¡¡derretirá la crema!!). Mientras, haz el café (o descafeinado) y añade dos cucharadas de azúcar (unos 30 gramos) o endulza al gusto. Deja que temple y reserva, tapado, en la nevera. Para hacer la crema, separa las yemas de las claras de los otros tres huevos. Monta las claras a punto de nieve firme y reserva. No te recomiendo que montes estas claras con las anteriores porque conviene que la plancha esté bien fría, como explicaba antes, para que no derrita la crema. Reserva.


Bate las yemas con 150 gramos de azúcar hasta que blanquee y crezca bastante. Añade entonces el queso mascarpone frío a cucharadas y sigue batiendo hasta integrar. Incorpora por último las claras a punto de nieve, haciendo movimientos envolventes con una espátula para que no se bajen. Echa la crema en una manga pastelera con boquilla grande (o en una bolsa de plástico de congelación) y reserva en la nevera.


Para montar los pasteles, corta la plancha en cuadrados (con un cortador de galletas o, simplemente, con un cuchillo). Reserva. Saca el café de la nevera. Si quieres poner el licor, ahora es el momento. Piensa si lo van a comer niños, pues el alcohol no se va a evaporar como ocurre en otros postres. Saca la crema. Si la pusiste en una bolsa, corta un piquito, para que puedas ir echándola. Coloca la mitad de los bizcochos sobre una bandeja, cala con el café endulzado y ves poniendo porciones de crema. Ralla un poco de chocolate (o espolvorea cacao). Cuando tengas todos, cubre con la otra mitad de los bizcochos, cala de nuevo con café y vuelve a poner montoncitos de crema. Ralla de nuevo chocolate (o espolvorea con cacao). Guarda en la nevera al menos 4-6 horas (si puedes, hazlo de un día para otro).



Trucos y consejos:

Si quieres hacer una tarta, en vez de pasteles, parte la plancha de bizcocho por la mitad. Coloca una parte, cala con café, cubre con crema y ralla chocolate. Pon la otra mitad del bizcocho, cala, cubre con crema y ralla chocolate otra vez.

Al llevar huevo crudo, el tiramisú debe guardarse en la nevera hasta un ratito antes de consumir. Además, el frío hace que se asiente y mejora el sabor y la textura. Lo ideal es dejar que repose 24 horas, así los sabores de las distintas capas se impregnan unos con otros.

Si lo van a comer niños, elimina el licor y usa café descafeinado o un almíbar de cacao. Para hacerlo, calienta 100 ml de agua con 100 gramos de azúcar y dos cucharadas de cacao puro en polvo (unos 25 gramos) o incluso cacao instantáneo (tipo Nesquik o ColaCao). Deja enfriar.

Como te he dicho, puedes cambiar la plancha de bizcocho por bizcochos de soletilla, aunque en ese caso, tendrás que hacer una tarta porque los pasteles se desmoronarán y colocarlo todo en una fuente para que no se desparrame.


*Hay que sumar el tiempo de enfriado y reposo

Gracias por leerme,


También te puede interesar...

30 comentarios

  1. Me encanta el tiramisú y mira curiosamente tampoco lo tengo publicado, me encanta la idea de pastelitos individuales, te ha quedado una presentación preciosa. Beso.

    ResponderEliminar
  2. Mmmmm delicioso!!! Me encanta el tiramisu y tu presentacion tambien!!!

    ResponderEliminar
  3. Qué requetebonito te ha quedado, me encanta en porciones individuales. Bss.

    ResponderEliminar
  4. Ohhhhhhhhhhhhhhh
    Te ha quedao precioso guapa, gracias por participar en mi asalto.
    Mil besos

    ResponderEliminar
  5. Madre mía que pinta tan rica! Te ha quedado muy bonito y además estará buenísmo. Un besito!

    ResponderEliminar
  6. Te ha quedado espectacular la presentación y seguro que estaban muy ricas, besos

    ResponderEliminar
  7. Me gusta mucho como lo has presentado, y la idea de usar una plancha de bizcocho. A mí el tiramisú me enamora, pero no lo hago con invitados porque el aspecto que tiene es un poco... "cutre" pero con el bizcocho así, y una manga pastelera, está claro que es un problema superado.

    ResponderEliminar
  8. Posiblemente es mi postre favorito. Así que sólo puedo elogiar tu elección.

    ResponderEliminar
  9. Que currada de paso a paso has hecho. Muchas gracias. Es un trabajazo. Te ha quedado un tiramisú con un aspecto delicioso y además muy cuidado y bonito. Me ha encantado. Y la historia de cómo/dónde nace el tiramisú no la conocía! Gracias también por ilustrarme.
    Un besito,
    Beatriz

    ResponderEliminar
  10. Un tiramisú delicioso... magnífico asalto!
    besos

    ResponderEliminar
  11. Rico y bonito, me comería un poquito.
    Bs

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias!! Da gusto publicar entradas y que tengan este recibimiento ;)

    ResponderEliminar
  13. estp tieene una pintaza con lo que me gusta el tiramisú.. riquisimo la verdad!!
    te he encontrado en el reto asaltablogs que es la primera ves que participo y me quedo como seguidora porque me gusta tu blog y tus recetas.
    un beso!!
    http://elbauldelasdelicias.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  14. Hola Rebeca!
    nos ha encantado la opción de utilizar plancha de bizcocho y la crema colocada en moñitos, queda mucho más atractivo a la vista, es que a veces el tiramisú tiene ese punto de desmoronamiento que tu has conseguido evitar.
    Enhorabuena, buen asalto!
    Bss

    ResponderEliminar
  15. Que maravilla de tiramisú!!! Me encanta como te ha quedado y ahora mismo estoy tentada a meter la cuchara por aquí a ver si pillo algo!!! Jejeje

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  16. Impresionante el post, ¡qué currado!, pero todo, los pasos, los trucos, las fotos. Enhorabuena.
    PD: me has dejado loco con la historia de los burdeles, no tenía ni idea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja Es muy curiosa, por eso me animé a contarla ;)

      Eliminar
  17. Yo es que es ver un tiramisu y se me cae la baba y mas viendo esta presentacion ya lo mas!!! Has elegido superbien y te ha quedado mas que genial!
    Besotesssss

    ResponderEliminar
  18. Rebeca acabo de descubrir tu blog y tanto colorido me ha dejado gratamente impresionada ¡me encanta! Has jugado perfectamente con el diseño, los colores, el estilo... ¡es que sigo con la boca abierta!

    ¡¿Cómo no te voy a seguir si soy tuya desde el primer hola?!

    Por cierto esta receta me encanta ¡no sé resistirme a un tiramisú! Menos si es tan espectacular como el tuyo!

    Te dejo la dirección de mi blog por si te apetece pasar y conocerlo http://losdulcessecretosdecuca.blogspot.com.es ¡será un placer tenerte por allí!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  19. Un asalto magnífico, a demás de bonito seguro que es una delicia, me encanta como se ve!!!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  20. Que bonitos te han quedado presentados así en individual, es una tentación a la que difícilmente me resistiría a probar. Buen asalto.

    Besos

    ResponderEliminar
  21. Menudo pedazo de asalto!! Qué bonita presentación!! Me encanta. Este es sin duda uno de mis postres favoritos y lo has bordado, tengo el teclado todo llenito de babas, jejjeje
    Un beso

    ResponderEliminar
  22. Me encanta el tiramisú, es una de mis recetas preferidas.
    Has robado un gran tesoro.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  23. Un aspecto delicioso y super bonito como te quedó.Bssss

    ResponderEliminar
  24. El tiramisú es mi postre favorito! Te ha quedado con textura cremosa como debe ser y la presentación en versión individual te ha quedado muy bien! Tienes un poco para mí?

    ResponderEliminar
  25. Gracias a todos!! Un placer vuestras visitas :)

    ResponderEliminar

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres preguntarme algo o dejar algún mensaje? ¡Hazlo aquí! Me encantará leerlo y responderte.

ÚLTIMAS ENTRADAS

NO TE PIERDAS NADA



Escribe tu email:

SÍGUEME EN TWITTER