chuches

Polos de gominolas

26.8.19

Polos de gominolas

Los polos de gominolas son una propuesta colorida y fresquita que encantará a los peques de la casa y tan fáciles de hacer, que podrán prepararlos ellos mismos. Solo necesitas bebida gaseosa y un puñado de chuches para elaborarlos. Además, la polera no es imprescindible: puedes usar vasitos desechables y palos de madera.

Polos de gominolas

El principal requisito para que queden perfectos es que la bebida sea transparente, para que las chuches se vean. Las gominolas, por su parte, deben ser de pequeño tamaño (como ositos, taquitos o minilágrimas) y mejor si no tienen cobertura de azúcar o pica pica.

Polos de gominolas

Si te gustan los polos, también puedes probar los polos de fresa, los polos cremosos de limón, los polos de yogur, los polos de cóctel San Francisco, los polos de mousse de Oreo o los polos de tinto de verano. Hay opciones para todos los gustos y para todas las edades.

Polos de gominolas

Si celebras un cumpleaños o una fiesta de verano, los niños quedarán sorprendidos al verlos. ¿Te animas a preparar esta receta de polos de gominolas?

Receta de polos de gominolas

Ingredientes (para 4 polos):
300 ml de bebida gaseosa
40 gominolas pequeñas

Cómo preparar paso a paso polos de gominolas

Rellena las poleras con la gaseosa hasta un poco más de la mitad. Echa unas 10 gominolas pequeñas en cada hueco. La polera debe quedar llena hasta un centímetro por debajo del borde porque el contenido crecerá al congelarse. Coloca las tapas con los palos y guarda en el congelador.

Receta de polos de gominolas

Los polos necesitarán unas 6 horas para estar listos. Si los dejas en el congelador de un día para otro te asegurarás de que estén bien congelados.

Trucos y consejos para preparar unos polos de gominolas perfectos

→ Puedes usar bebida gaseosa 'normal', pero los polos están más ricos si la bebida tiene sabor cítrico, como La Casera al toque de limón natural. También sirven otras bebidas similares como Sprite o 7Up, lo importante es que sea transparente para que se vean las gominolas.

→ Si vas a ofrecer los polos a adultos, puedes usar tónica con una pequeña cantidad de ginebra, pero no demasiada porque, si no, los polos no congelarán.

→ Usa gominolas de tamaño pequeño para que queden bien distribuidas.

→ Si tienes problemas para desmoldar los polos, puedes llenar un recipiente con agua templada y meter la polera. En unos segundos el polo saldrá fácilmente.

→ Si no tienes poleras, puedes usar vasos desechables y palitos de madera. Hasta que el contenido no esté semicongelado (tardará 2 horas aproximadamente), no podrás clavar los palitos en los vasos para que se sujeten bien.

Esta receta de polos de gominolas está hecha en colaboración con La Casera (gaseosa al limón) y Damel (gominolas), que venían en mi Disfrutabox, la caja con productos de alimentación, hogar y belleza, que llega a casa cada mes. Si quieres probarla, puedes pedir la primera por 9,99€, introduciendo el código REBECACOCINA.

También te puede interesar...

2 comentarios

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres preguntarme algo o dejar algún mensaje? ¡Hazlo aquí! Me encantará leerlo y responderte.

Sígueme en Instagram

SÍGUEME EN TWITTER