bizcochos tartas y pasteles

Pastel de queso con manzana

10.9.18

Pastel de queso con manzana

Este pastel de queso y manzana no es una tarta de queso al estilo cheesecake, pero tampoco tiene la miga típica de los bizcochos. Es una receta de pastel de queso y manzana que alterna capas de masa y fruta que se integran en el horno y dan como resultado un dulce suave, húmedo y delicado.

Pastel de queso con manzana

Este bizcocho de queso y manzana se caracteriza, sin duda, por su textura, ya que la fruta prácticamente se deshace durante el horneado. Además, tiene un sabor delicioso, que puede cambiar en función de la variedad de manzana que elijas. Incluso puedes sustituirla por pera, melocotón, fresa y otras frutas que no contengan mucho agua.

Pastel de queso con manzana

El queso que uso para cocinar esta receta de bizcocho de queso y manzana es queso crema, untable y de sabor muy suave, pero puede sustituirse por queso mascarpone, queso quark o queso batido. Lo importante es que sea un queso cremoso que se integre perfectamente en la masa.

Pastel de queso con manzana

Si te gusta la tarta de manzana, no te pierdas la clásica con base de hojaldre, o la galette, de estilo más rústico. ¿Eres más de cheesecake? Prueba la tarta de queso sin horno, la tarta de queso y chocolate, la tarta de queso con galletas Lotus, el pastel de brownie y cheesecake o la tarta de queso salada. Y si te gustan ambas opciones, tienes que probar esta receta de pastel de queso y manzana.

Receta de pastel de queso con manzana

Ingredientes (para un molde de 20 cm):
3 manzanas
150 gramos de mantequilla
200 gramos de azúcar
3 huevos L (o 4 M)
50 gramos de nata para montar
200 gramos de queso crema
150 gramos de harina
1 sobre doble de gasificante o 1 cucharadita de levadura química
1 pizca de sal
1 cucharada de azúcar moreno
1 cucharada de azúcar glacé

Cómo cocinar paso a paso un pastel de queso y manzana

Pela las manzanas, corta en cuartos y retira el corazón. Lamina lo más fino posible. Cubre para evitar que se pongan negras. Bate la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar hasta que la mezcla crezca y blanquee. Si tienes amasadora, usa la pala.

Receta de bizcocho de queso y manzana 01

Añade los huevos de uno en uno, esperando a que esté bien integrado cada uno antes de incorporar el siguiente.

Receta de bizcocho de queso y manzana 02

Añade la nata y bate hasta integrar. A continuación, echa el queso y bate de nuevo. Por último, pon la harina con la levadura y la sal y mezcla lo justo para integrar.

Receta de bizcocho de queso y manzana 03

Prepara un molde desmontable de 20 cm de diámetro con papel vegetal en el fondo y el lateral. Vierte un tercio de la masa, alisa con una espátula y reparte una manzana laminada. Pon otro tercio de la masa, vuelve a alisar y coloca la segunda manzana laminada. Echa el último tercio de la masa, deja lo más liso posible y decora con la tercera manzana en láminas. Colócalas de forma concéntrica, para que quede bonito. Espolvorea con una cucharada de azúcar moreno. Mete en la parte central del horno precalentado a 180ºC con calor arriba y abajo sin aire, durante una hora.

Receta de bizcocho de queso y manzana 04

Pincha el bizcocho en el centro con una brocheta para comprobar si está cocido. Lo importante es que la brocheta salga limpia. Si no lo está, hornea 10 minutos más y vuelve a pinchar. Cuando esté cocido, saca del horno, espera 5 minutos y desmolda con cuidado, retirando el papel. Deja enfriar sobre una rejilla.

Receta de bizcocho de queso y manzana 05

Cuando esté completamente frío, espolvorea con azúcar glacé.

Trucos y consejos para cocinar un buen pastel de queso y manzana

→ Puedes usar tus manzanas favoritas, las mías eran golden.

→ Es fundamental que las láminas sean bien finas. Si tienes una mandolina, será mucho más fácil y rápido. Si no, usa un pelador o un cuchillo bien afilado para que no queden gruesas.

→ La manzana pelada tiende a oxidarse y se oscurece. Para evitarlo, tapar las láminas de manzana una vez cortadas.

→ La soda o gaseosilla es el impulsor químico que se ha usado de manera tradicional para hacer bollería y repostería. Se compone de dos pequeños sobres que contienen un gasificante y un acidulante que reaccionan al juntarse en la masa y recibir calor, haciendo que esta esponje y suba. Su efecto es el mismo de la mal llamada 'levadura química' (impulsor).

→ Recién hecho, este bizcocho está muy jugoso por dentro y más durito por el borde. A medida que pasan las horas, la humedad interna va impregnando todo y el bizcocho queda tierno al completo. El resultado podríamos situarlo a medio camino entre la tarta de queso y el bizcocho tradicional.

→ Puedes conservarlo 24-48 horas a temperatura ambiente, cubierto con film. Si va a durar más es conveniente guardarlo en la nevera para que no se estropee.

Esta receta de pastel de queso y manzana está hecha en colaboración con Gaseosas El Tigre, que comercializa sobres de soda en polvo. Con ellos se puede preparar agua carbonatada o gaseosa; pero también repostería, ya que actúa como impulsor químico gracias a la mezcla de sus dos sobres, que combinan gasificante y acidulante.

También te puede interesar...

2 comentarios

  1. Qué delicia de pastel, tiene que ser una auténtica delicia. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Tiene una pinta estupenda!! me lo apunto.
    http://aracuina.blogspot.com/

    ResponderEliminar

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres preguntarme algo o dejar algún mensaje? ¡Hazlo aquí! Me encantará leerlo y responderte.

Sígueme en Instagram

SÍGUEME EN TWITTER