carne

Cómo hacer la barbacoa perfecta

21.6.16

Cómo hacer la barbacoa perfecta

Disfrutar de una barbacoa al aire libre es una de las propuestas estrella del verano. Llega el calor y con él las cenas a la parrilla con familiares y amigos. Aunque lo parezca, para preparar una barbacoa perfecta hace falta algo más que encender el fuego y cocinar carne a la parrilla.

Muy atento, porque en este post te cuento todos los secretos para disfrutar de una velada genial: qué alimentos cocinar, cómo preparar unas buenas brasas, con qué acompañar la parrillada y cómo limpiar la barbacoa no tendrán secretos para ti.

Cómo hacer la barbacoa perfecta


¿Qué necesito para hacer una barbacoa?

En primer lugar, si no tienes barbacoa, tendrás que hacerte con una. Yo sólo puedo hablar de la mía, que es la que conozco. Es de la marca Char-Griller y se puede usar con carbón o leña. Estéticamente es muy chula, además de cómoda. No ocupa demasiado, tiene una buena capacidad de cocinado en la rejilla y las ruedas hacen fácil su desplazamiento. Además, de práctica, se limpia muy bien gracias al cajón deslizante para cenizas.

Otros elementos indispensables son:
-Pinzas largas, para poder coger los alimentos sin pincharlos. También es recomendable tener una espátula y un tridente (tenedor).
-Guantes protectores para no quemarse.
-Barra larga de hierro para poder mover las brasas. Mejor si tiene un mango de madera.
-Spray vaporizador lleno de agua para apagar alguna llama que pueda surgir.

Además, recomiendo tener:
-2 o 3 bandejas metálicas con borde alto que servirán, tanto para preparar las piezas que vamos a cocinar, como para sacarlas de la barbacoa y llevarlas a la mesa.
-Pinchos metálicos para preparar pinchos morunos.
-Cubo metálico para depositar las cenizas.
-Cepillo de mano para 'barrer' las cenizas.
-Funda de exterior para proteger la barbacoa.

Cómo hacer la barbacoa perfecta

¿Qué alimentos cocino en la barbacoa?

¡Carne! Sin duda, las carnes de distintos orígenes y cortes suelen ser las protagonistas de las barbacoas, pero no son los únicos alimentos que quedan deliciosos a la parrilla. El pescado y la verdura pueden ser perfectos compañeros de las brasas. Además, si amplías la oferta conseguirás mayor variedad y la comida o cena resultará menos pesada.

De entre los pescados, las sardinas son las más populares en la parrilla, pero la lubina, el besugo, el salmón, la trucha, el pulpo o el marisco harán las delicias de los comensales. En este caso es fundamental tener la rejilla bien engrasada y cocinarlo a temperatura alta. Ah, y no lo marees: el pescado se pone por un lado y, cuando está hecho, se da la vuelta. Piensa que es más delicado que la carne y que se puede romper. Lo ideal es tener una parrilla doble para que mantenga la forma. Otra opción es abrir la pieza a lo largo y ponerla al fuego con la piel hacia abajo. Puedes colocarlo si quieres envuelto en papel de aluminio.

Las verduras adquieren un sabor espectacular en la barbacoa. Elige piezas que no sean muy gruesas para que no se quemen fuera y queden crudas por dentro. Champiñones, setas, pimientos, pero también calabacines, berenjenas o cebollas en rodajas de dos dedos de grosor quedarán estupendas. Las clásicas patatas asadas serán motivo de disputa. Elige piezas pequeñas, lávalas bien, sécalas y parte al medio. En una de las mitades, pon sal, pimienta negra y un chorrito de aceite de oliva. Si quieres, también un par de láminas de ajo. Junta las dos mitades y envuelve en papel de aluminio. Mete entre las brasas. Tardarán entre 30 y 60 minutos, según su tamaño. Con esta misma técnica puedes hacer una crema de ajo asado. Mete entre las brasas una cabeza de ajos envuelta en papel de aluminio y, cuando esté muy blandita, la sacas, extraes la pulpa de los ajos y la aplastas con un tenedor con un chorrito de aceite de oliva y sal. Es una crema perfecta para untar en pan.

Antes de ir a la compra, escoge qué ingredientes tendrá tu parrillada y calcula la cantidad de cada que necesitas, en función del número de comensales. Esto evitará que estés comiendo pinchos morunos hasta la eternidad. Calcula por cabeza unos 300-350 gramos de carne/pescado y unos 100-150 gramos de verdura. Sí, calcular un chorizo, una morcilla, una hamburguesa, 2-3 pancetas, 2-3 alitas y 2-3 chuletas para cada uno es una exageración. Sobre todo si luego hay piezas grandes para trocear. Escoge 3 o 4 carnes como entrantes y luego una carne principal. Tu parrilla no debe ser como el mostrador de la carnicería, así que elige.

Cómo hacer la barbacoa perfecta

¿Cómo preparo unas buenas brasas?

Si tienes una barbacoa muy chula, alimentos de gran calidad y amigos invitados, necesitas unas buenas brasas para redondear la velada. Las piezas no se pueden empezar a cocinar hasta que las brasas estén maduras, es decir, con unacapa exterior blanquecina o grisácea. A modo orientativo te diré que, en la mía, una Char-Griller Patio Pro, usando carbón de barbacoa, tardan aproximadamente una hora y cuarto en alcanzar ese punto. Si pones la carne sobre la rejilla antes de tiempo, al soltar su grasa sobre las brasas aún candentes, saldrán llamaradas que achicharrarán lo que pillen a su paso. Así que, paciencia.

Para encender la barbacoa, lo más fácil es apilar un pequeño montón de palitos secos y prenderlos con una hoja de papel de periódico. Cuando la madera haya empezado a arder, se rodea y cubre con cuidado con trozos de carbón, haciendo un volcán. Cuando ese carbón prenda, es el momento de poner todo el carbón necesario. Hazlo con cuidado para no apagar el que está encendido. Deben quedar huecos para que haya oxígeno y se favorezca la combustión. Para que te hagas una idea, con dos kilos tendrás suficiente para cocinar una barbacoa para unas 15 personas.

Una vez que hayas puesto todo el carbón, harán falta entre 60 y 75 minutos para que las brasas maduren, es decir, dejen de estar rojas y se pongan grises. Ese será el momento de empezar a cocinar. En ese punto, aunque caigan gotas de grasa de los alimentos, no se formarán llamas y la grasa que chorree sobre las brasas aportará el característico aroma ahumado a las carnes. Además, no saldrá incómodo humo durante la cocción.

Cómo hacer la barbacoa perfecta

¿Con qué acompaño la parrillada?

Poner sólo carne no es buena idea: puede que a alguien no le guste o no le apetezca. Lo ideal es acompañarla con platos frescos para desengrasar. Una buena idea es tener preparada alguna sopa bien fría, como gazpacho, salmorejo o ajoblanco. Las ensaladas también son buena opción: desde la clásica con tomate, lechuga y cebolla, aliñada con vinagreta; a otras más originales. El guacamole o el hummus pueden servir para dipear.

Y no te olvides de las salsas: tanto la salsa barbacoa como el chumichurri son las clásicas en este tipo de preparaciones. También puedes acompañar con algún chutney y/o mermelada.

Cómo hacer la barbacoa perfecta

¿Cómo limpiar la barbacoa?

La peor parte es sin duda el fin de fiesta. Toca recoger y limpiar. Primero habrá que esperar a que las brasas estén completamente apagadas. Si la barbacoa tiene tapadera, ponla y cierra los tiros, así se apagarán antes. Si llevas prisa, habrá que recurrir al agua, aunque es peor opción. Es muy importante dejar la barbacoa en perfecto estado para la próxima, así que, debemos retirar bien todas las cenizas (por eso te decía que es peor opción usar agua) y limpia la rejilla. No hace falta ser excesivamente exhaustivo, porque esa grasa crea una capa que protege, así que limítate a retirar los restos de comida. Después conviene untar con aceite vegetal toda la superficie interior de la barbacoa y la rejilla para ayudar a su conservación.

En próximas entregas te contaré todos los trucos para cocinar en barbacoa: la preparación de las piezas, el orden al asar, recetas de salsas y marinados para la carne, qué bebidas acompañan mejor, qué servir de postre...

Si preparas una barbacoa, sube fotos a cualquier red social y etiquétame (Facebook | Twitter | Instagram | Pinterest | Google+). ¡Espero que te guste!


Esta publicación está hecha en colaboración con Mundo Barbacoa y Barbacoas de carbón, dos páginas web que ofrecen en su catálogo una gran variedad de marcas y modelos de barbacoas, que se ajustan a los gustos y necesidades de cualquier hogar. Visítalas y busca la que mejor se adapte a ti.

Además, disponen de prácticos complementos, tanto para protegerlas en el exterior de las inclemencias meteorológicas, como para facilitar su limpieza y el cocinado en ellas. Si aún no tienes barbacoa en casa, ¡es tu oportunidad!

También te puede interesar...

2 comentarios

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres preguntarme algo o dejar algún mensaje? ¡Hazlo aquí! Me encantará leerlo y responderte.

ÚLTIMAS ENTRADAS

NO TE PIERDAS NADA



Escribe tu email:

SÍGUEME EN TWITTER