bizcochos tartas y pasteles

Muffins de arándanos secos y chocolate blanco

11.10.18

Muffins de arándanos secos y chocolate blanco

Ya os he contado alguna vez qué son los muffins, unos bizcochos densos y húmedos con trocitos en el interior de su masa que, aunque similares, no son magdalenas, ni cupcakes. Las recetas de muffins están entre el bizcocho y el pan; de hecho, se baten lo mínimo imprescindible para que no tenga burbujas de aire.

Muffins de arándanos secos y chocolate blanco

Se pueden hacer recetas de muffins de diferentes sabores, pero la combinación del chocolate blanco y los arándanos deshidratados es impresionante, no me extraña que sea tan frecuente encontrarla en galletas y bizcochos. Es dulce, claro, pero con un punto ácido delicioso.

Muffins de arándanos secos y chocolate blanco

Para hacer más jugosa estos muffins de arándanos y chocolate le hemos puesto un relleno a base de queso crema, un toque suave que ayuda a que quede tierno. No es obligatorio, puedes saltártelo, pero merece la pena incluirlo porque se integra con la masa y la mejora.

Muffins de arándanos secos y chocolate blanco

¿Ya has pensado cuándo vas preparar esta receta de muffins de arándanos secos y chocolate blanco? Si te gustan este tipo de pasteles, no te pierdas los muffins de queso y frutos del bosque, los muffins 'casita' de chocolate, los muffins de pera y granola; o los muffins de queso y mermelada de higo. ¡Riquísimos!

Receta de muffins de arándanos secos y chocolate blanco

Ingredientes (para 12 muffis grandes):
-Para la masa:
55 gramos de mantequilla con sal
270 gramos de harina
½ cucharada de levadura química
135 gramos de azúcar
1 huevo
50 gramos de leche
180 gramos de queso crema
80 gramos de arándanos secos

-Para el relleno:
120 gramos de queso crema
20 gramos de azúcar glacé

-Para decorar
20 gramos de arándanos secos
80 gramos de chocolate blanco

Cómo preparar paso a paso muffins de arándanos secos y chocolate blanco

Saca el huevo y la mantequilla de la nevera y reserva hasta que estén a temperatura ambiente. Tardarán unos 30-60 minutos. Si quieres acelerar el proceso, mete el huevo unos minutos en agua caliente y corta la mantequilla en dados de 1x1 cm y deja que atempere. En un bol grande, mezcla la harina y la levadura química con una varilla y reserva. Bate la mantequilla y el azúcar hasta formar una masa homogénea. A continuación, incorpora el huevo y bate; añade la leche y el queso crema y bate de nuevo. Echa la mezcla de harina y levadura y mezcla hasta integrar. Baja todos los restos de masa de las paredes del cuenco y asegúrate de que la mezcla queda homogénea.

Receta de muffins de arándanos secos y chocolate blanco: la masa

Pica los arándanos secos y añade a la mezcla. Intégralos con una espátula. Reserva. Coloca cápsulas de papel en una bandeja de magdalenas. Necesitarás 12 de las grandes. En un cuenco mezcla los ingredientes del relleno: queso crema y azúcar glacé, hasta que no haya grumos. Reserva.

Receta de muffins de arándanos secos y chocolate blanco: el relleno

Pon en cada cápsula dos cucharadas de masa (unos 30 gramos), dos cucharaditas de relleno en el centro (unos 10 gramos) y otras dos cucharadas de masa por encima (otros 30 gramos) tapando el relleno. Mete en la parte central del horno precalentado a 180ºC con calor arriba y abajo sin aire. Lo mejor es colocar la bandeja de magdalenas sobre una rejilla para que circule el calor. Cocina durante 25 minutos. Para comprobar que están listos, pincha en el centro con una brocheta. Debe salir limpia de masa o con alguna miguita pegada. Cuidado, al llevar queso en el centro, puedes ver humedad en la brocheta, pero si no hay masa pegada, estarán listos.

Receta de muffins de arándanos secos y chocolate blanco: reparto de masa y horneado

Saca del horno y deja reposar en la bandeja durante 5 minutos. Traslada a una rejilla para que se enfríen y, mientras, prepara los elementos de decoración. Para derretir el chocolate, ponlo troceado o en gotas en un cuenco apto para microondas. Calienta en tramos de 15 segundos moviendo muy bien cada vez hasta que quede completamente derretido, sin grumos. Pica el resto de arándanos. Cuando los muffins estén fríos, pon unos hilos de chocolate sobre cada uno con ayuda de una cuchara (o con una manga con boquilla fina, si lo prefieres) y reparte trocitos de arándano por encima.

Receta de muffins de arándanos secos y chocolate blanco: enfriado y decorado

Trucos y consejos para cocinar muffins de arándanos secos y chocolate blanco

→ Para saber si la mantequilla está en su punto, presiona con el dedo. Debe ceder fácilmente, pero no manchar.

→ Verás que la masa es muy densa, debe quedar así. Los muffins no son tan esponjosos y ligeros como una magdalena, si no que su miga se aproxima más a la del pan. Usando un relleno como el queso, logramos que queden muy jugosos.

→ Estos muffins aguantan tiernos un par de días. Puedes conservarlos en un recipiente hermético a temperatura ambiente, aunque lo más probable es que no duren tanto porque son ideales para el desayuno, la merienda o para darse un capricho a cualquier hora.

→ A mí esta combinación me encanta, pero puedes cambiar los arándanos y el chocolate blanco por pasas o dátiles con chocolate negro.

→ ¿Quieres más recetas de muffins? Pincha para ver todas las que hay en el blog.

También te puede interesar...

1 comentarios

  1. es una combinación que a mi también me encanta, tienen una pinta genial estos muffins

    ResponderEliminar

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres preguntarme algo o dejar algún mensaje? ¡Hazlo aquí! Me encantará leerlo y responderte.

Sígueme en Instagram

SÍGUEME EN TWITTER