queso y lácteos

Kéfir (de leche)

12.1.17

Kéfir (de leche)

El kéfir es una bebida láctea de aspecto similar al yogur líquido, que se obtiene a partir de la fermentación de leche mediante hongos y bacterias. Sí, suena regular, pero este alimento probiótico es un producto muy beneficioso para nuestro organismo. Los gránulos de cultivo madre que se utilizan para fermentar la leche se parecen visualmente a la coliflor, aunque su textura es más blanda y gelatinosa. En ellos conviven bacterias probióticas, levaduras, lípidos y proteínas.

Kéfir (de leche)

El kéfir contiene microorganismos vivos que permanecen activos cuando llegan al aparato digestivo, ejerciendo importantes efectos fisiológicos. Los probióticos ayudan a equilibrar la flora intestinal y mejoran las defensas de nuestro organismo, al estimular nuestras enzimas naturales y los jugos gástricos.

Kéfir (de leche)

Además del kéfir de leche, son alimentos probióticos el kéfir de agua, los yogures frescos, la kombucha (una bebida fermentada de sabor ácido a base de té endulzado), el chucrut (col fermentada), el kimchi (vegetales fermentados sazonados con especias), el tempeh (pastel de soja fermentada), la sopa de miso (plato japonés a base de dashi y miso) y otros productos lacto-fermentados.

Kéfir (de leche)

Si te decides a preparar kéfir en casa, sube una foto a cualquier red social y etiquétame (Facebook | Twitter | Instagram | Pinterest | Google+). ¡Espero que te guste!

Ingredientes:
Gránulos de kéfir de leche
0,5-1 litro de leche

Elaboración:
Cuela los gránulos usando un colador de malla fina que NO sea metálico. Desecha el líquido y pon los gránulos en un recipiente que NO sea metálico. Rellena el recipiente con leche, entre medio litro y un litro, según lo espeso que quieras que quede. Cubre con varias capas de papel de cocina y sujeta con una goma. Así evitarás que caiga polvo o algún bichito, pero el kéfir podrá respirar. Guarda el tarro en un lugar oscuro y mantenlo entre 18 y 25 grados.

Receta de kéfir (de leche) 01

El kéfir estará listo entre 24 y 48 horas después, en función de la temperatura y la cantidad de gránulos y leche. Para saber cuándo está, vigila el kéfir cada 8 horas. Debe quedar algo espeso, con textura como de yogur líquido. A veces, se separa el suero de la caseína, pero no importa. Si es así, mueve suavemente para homogeneizar, cuela de nuevo en un colador de malla fina NO metálico. El líquido resultante es kéfir de leche y los gránulos se pueden reutilizar para hacer más.

Receta de kéfir (de leche) 02

Para mejorar la textura y sabor del kéfir, puedes dejar que haga una segunda fermentación. Simplemente guarda en un recipiente NO metálico durante 24-48 horas SIN gránulos, a unos 10-15 grados (en la zona media de la nevera). Puedes consumir el kéfir durante los siguientes 7-10 días, aunque la acidez seguirá aumentando, porque la fermentación no para totalmente.

Trucos y consejos:

→ Puedes usar cualquier tipo de leche cruda (oveja, cabra, vaca...), ya sea entera, semi o desnatada; también sin lactosa. Haz pruebas hasta dar con la que más te guste.

→ Los gránulos de kéfir van aumentando a medida que se usan. Cuando tengas mucha cantidad, divide en dos partes. Puedes regalárselos a alguien o congelarlos.

→ No laves los gránulos cada vez que los cueles, con una vez a la semana será suficiente. Usa agua fría, si está caliente matará los microorganismos del cultivo.

→ La segunda fermentación reduce el contenido en lactosa del kéfir y aumenta la cantidad de vitaminas del grupo B.

→ En la segunda fermentación, si lo tapas hermético, el resultado será más carbonatado; y si usas papel como en la primera, tendrá menos gas en su interior.

Esta receta de kéfir de leche está hecha en colaboración con Kefirala, una empresa que busca acercar comida saludable a todos los públicos. Su propuesta ofrece un nuevo enfoque basado en la cocina natural, con producción de alimentos caseros fermentados, con garantía sanitaria.

También te puede interesar...

1 comentarios

  1. ¡Hola! Hace mucho que no tomo kéfir pero me parece un alimento super saludable. En mi carrera hice unas prácticas con kéfir, añadiendo sabores y olores y una cata. Me gusto mucho aprender sobre él. Un besito!

    ResponderEliminar

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres preguntarme algo o dejar algún mensaje? ¡Hazlo aquí! Me encantará leerlo y responderte.

ÚLTIMAS ENTRADAS

NO TE PIERDAS NADA



Escribe tu email:

SÍGUEME EN TWITTER