ensaladas y verduras

Sopa de tomate y albahaca

17.2.12

Sopa de tomate y albahaca

Con estos días de frío, apetece tomar sopas y cremas calientes. A pesar de que en España cocinamos en verano gazpacho, salmorejo y otras sopas frías con base de tomate natural, yo no tenía costumbre de usarlo en platos calientes. Dando una vuelta por la blogosfera, encontré esta receta de sopa de tomate y después de algunas pruebas y ajustes, se ha convertido en habitual de nuestro invierno. La original era de Ondakin, un blog ya desaparecido que escribía el periodista Mikel López Iturriaga antes de convertirse en El Comidista.

Sopa de tomate y albahaca

A medio camino entre el caldo y la crema, esta sopa de tomate y albahaca tiene una textura agradable y es muy aromática. Además, queda riquísima uses la variedad de tomates que uses: con unos más dulce, con otros más intensa, puedes ir probando hasta dar con tu favorita. Precisamente, según la variedad, necesitarás más o menos caldo y tendrás que corregir la acidez con algo de azúcar.

Sopa de tomate y albahaca

Ten en cuenta que es un plato de cuchara contundente, porque lleva pan entre sus ingredientes. Así, puede ser un perfecto plato único para la cena, tomando un yogur y algo de fruta de postre. Y tiene otra ventaja: se puede dejar hecha uno o dos días antes, para solo tener que calentar y servir.

Sopa de tomate y albahaca

¿Te animas a probar esta receta de sopa de tomate y albahaca?
---------
26/09/2012: Edito la entrada para dejar el vídeo del programa Miel sobre Hojuelas, de Castilla-La Mancha TV, en el que preparé esta sopa de tomate y unas galletas de queso manchego.


Receta de sopa de tomate y albahaca

Ingredientes (para 4 personas):
1 kilo de tomates
2 cucharadas de aceite de oliva
2 dientes de ajo
1 cucharada de azúcar (lee el apartado 'Trucos y consejos')
2 cucharadas de albahaca picada
300-400 ml de caldo de verdura
60 ml de vino blanco
60 gramos de miga de pan duro
2 cucharaditas de vinagre de Módena
5-6 nueces
1 trozo de jamón serrano
Pimienta negra molida
Sal

Cómo preparar paso a paso sopa de tomate y albahaca

Pela los tomates, quita las pepitas y el líquido y trocea la carne. Pon en un escurridor. En una cacerola, pon una cucharada de aceite de oliva, los dientes de ajo pelados y aplastados (golpea con la parte plana de la hoja del cuchillo y listo), el azúcar y una cucharada de albahaca. Añade el tomate troceado y 300 ml caldo de verdura, tapa y pon a fuego medio hasta que rompa a hervir. Baja el fuego y deja que se cocine lentamente durante media hora. Mientras, rompe la miga de pan duro y reserva.

Receta de sopa de tomate y albahaca

Destapa la cacerola y comprueba que queda líquido. Si no, añade un poquito más de caldo o de agua. Incorpora la miga de pan a la cacerola y mueve para que se impregne del caldo. Echa el vino blanco, tapa y sigue cocinando a fuego lento otros 10 minutos. Retira del fuego y tritura un poco con la batidora. No debe quedar como un puré, sino que debe tener trocitos. Añade el vinagre de Módena, una cucharada de aceite de oliva, otra cucharada de albahaca y pimienta negra molida al gusto. Prueba y rectifica de sal.

Receta de sopa de tomate y albahaca

Pica en trocitos las nueces y en daditos muy pequeños o virutas finas el jamón. Emplata poniendo un buen cazo de sopa en un cuenco y añade por encima unos trocitos de nuez y de jamón. Si tienes albahaca fresca, decora con unas hojitas.

Receta de sopa de tomate y albahaca: emplatado

Sirve caliente.

Trucos y consejos para cocinar una sopa de tomate y albahaca perfecta

→ Si no es temporada de tomate, puedes usar tomate natural entero en conserva.

→ En función de la variedad de tomate que uses, cambiará ligeramente el sabor.

→ Ajusta la cantidad de azúcar en función de la acidez del tomate.

→ Si la miga del pan no está bien seca, puedes tostarla un poco, evitando que coja color (en el horno, a unos 150ºC y tapada con papel de aluminio). El tiempo dependerá de lo húmeda que esté. Puedes mirarla cada 5 minutos.

→ Es importante que el pan no se empape de vino, sino de sopa, por eso no debes echar el vino hasta que el pan esté bien mojado.

→ Este plato mejora después de 24 horas. Guarda en la nevera, en un recipiente hermético. Puedes tenerlo hasta 3 días.

También te puede interesar...

4 comentarios

  1. Hola Rebeca:
    Quiero felicitarte por tu blog. Tienes unas recetas estupendas. Te encontré buscando recetas para el robot de cocina de lidl. Llevaba tiempo en casa y aún no había hecho nada con él. Ahora con tu blog, pienso hacerle uso.

    ResponderEliminar
  2. Me alegra que te gusten las recetas, Reme. Yo el robot lo tengo hace un par de años y lo uso muchísimo. Hace unos meses me compré una Kitchen Aid, pero la verdad es que utilizo los dos.
    Gracias por seguirme!!

    ResponderEliminar
  3. Esta receta tb se podría hacer en Thermomix, verdad? La tengo hace poco y todavia no controlo velocodades t eso... Cómo lo haría en Thermo? Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, claro que se podría, pero no he probado, así que no te puedo decir tiempos ni velocidades. Cuando vuelva a prepararla, lo haré con Thermomix para contarte. Un saludo.

      Eliminar

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres preguntarme algo o dejar algún mensaje? ¡Hazlo aquí! Me encantará leerlo y responderte.

Sígueme en Instagram

SÍGUEME EN TWITTER