otros dulces

Mousse de fresas

12.2.12


Lo prometido es deuda, así que aquí está la alternativa light al pastel Pavlova como postre para San Valentín: una mousse de fresas muy esponjosa que no llega a las 100 calorías por ración y que no lleva más azúcar que la de sus tres ingredientes: gelatina, yogur y, claro, fresas.


Este es un postre ideal para terminar una comida o cena pesada, por su textura de verdadera mousse, porque se toma frío y porque no es empalagoso. Además, es muy versátil y se puede adornar como más os guste: con una simple fresa laminada o con un toque dulce, como un chorrito de caramelo... ¡imaginación al poder!


Otra ventaja es que se puede dejar preparado incluso un par de días antes, solo necesitarás decorarlo antes de llevarlo a la mesa, porque si no, el caramelo se derretirá, el barquillo o la galleta se ablandarán, la fresa se pondrá fea... pero en poner un detallito tardarás apenas unos segundos, así que no es excusa para no animarte a probarlo.


¡Ah! No hace falta que estés a dieta para ponerte manos a la obra, esta mousse está buenísima y es una buena alternativa cuando tenemos en casa fresas que empiezan a ablandarse o que se van a pasar. ¡Espero que lo disfrutes!

Ingredientes (para 6 personas):
1 sobre de gelatina de fresa (85 gramos)
250 ml de agua
300 gramos de fresas (unas 12)
2 yogures

Elaboración:
Prepara el sobre gelatina con la mitad de agua que indique el paquete. Si es de 85 gramos, necesitarás 125 ml de agua caliente y 125 ml de agua fría. Sigue las instrucciones del fabricante, normalmente se ponen la mitad del agua y, cuando rompe a cocer, se disuelve la gelatina. A continuación, se añade la otra mitad de agua y se sigue moviendo durante unos minutos hasta que está todo bien integrado. Cuando hayas terminado, vierte en un bol apto para batidora y espera hasta que temple. Tardará una hora, más o menos.


Mientras se enfría la gelatina, lava las fresas, retira las hojas y el tronco y echa en un vaso de batidora. Bate. Añade los yogures (yo utilicé griegos, pero puedes elegir naturales o desnatados). Bate con la batidora hasta lograr una mezcla homogénea.


Bate con unas varillas eléctricas la gelatina hasta que doble su volumen y añade poco a poco la mezcla de fresas batidas con yogur. Sigue batiendo hasta que se integre todo bien.


Sirve en recipientes y mete en la nevera para que cuaje. Necesitará, al menos, un par de horas, aunque está mejor de un día para otro.


Decora como más te guste: con un barquillo, con una galleta molida, con una fresa en láminas, con nuez y caramelo…


¡Espero que te guste!

También te puede interesar...

2 comentarios

  1. Hola Rebeca!! Lei tu comentario en mi blog y me paso por aqui para ver tus trabajos!! Me encantan! Tienes mucha variedad de recetas y esa mousse de fresas me ha enamorado!! Me viene genial por eso de hacer cupcakes con tanta frecuencia...jaja
    Besitos!! Te sigo!!
    Suerte con el sorteo

    Diana :)

    ResponderEliminar

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres preguntarme algo o dejar algún mensaje? ¡Hazlo aquí! Me encantará leerlo y responderte.

ÚLTIMAS ENTRADAS

NO TE PIERDAS NADA



Escribe tu email:

SÍGUEME EN TWITTER