carne

Pechuga de pato marinada

6.2.12


¿Te gustan los platos con carne de caza? Si no la has probado, no digas que no... Hay carnes que son una verdades delicia, como el pato, una de mis favoritas. Lo habitual es comer las pechugas de pato, conocidas como magret, a la plancha o al horno, hechas en su propia grasa. Yo propongo otra alternativa: tomarlas marinadas en un jugo de vino blanco y hierbas aromáticas.


En casa de mis padres se come bastante caza, pero normalmente a mí me llega cocinada. De todas formas, algún día que mi madre prepare perdices, por ejemplo, aprovecharé para fotografiar el paso a paso y traerlo al blog. Para mucha gente, la caza no es una opción a la hora de comer, pero yo os recomiendo probarla antes de opinar (y si no, que se lo pregunten a mi marido...).


A continuación os dejo el paso a paso de esta receta, que es sabrosa y no tiene gran dificultad. ¡Espero que os guste!



Ingredientes (para 2 personas):
1 pechuga de pato
3 copas de vino blanco
1 pizca de orégano seco
1 pizca de tomillo seco
1 pizca de de pimienta negra
2 dientes de ajo grandes
1 cebolla grande
Un chorro de leche
Aceite de oliva
Sal

Elaboración:
Prepara una marinada con el vino blanco, el tomillo, el orégano y la pimienta. Introduce la pechuga de pato. Deja que marine durante 2-3 horas.


Pasado este tiempo, pica finas las cebollas y los ajos póchalos en una sartén con un chorro de aceite de oliva. Hay que hacerlo a fuego bajo, para que no cojan color, tardarán unos 15 minutos.


Cuando estén transparentes, agrega los filetes salpimentados al gusto y dora. Cuando las pechugas estén doradas, agrega la marinada y cocina a fuego lento durante 40 minutos. Saca las pechugas y reserva.


Tritura la salsa de la cocción, agrega un chorro de leche y deja que reduzca durante unos minutos a fuego medio-bajo, sin que apenas hierva, para que no se agarre. Rectifica el punto de sal.


Para emplatar, pon los filetes y salsea.


Si quieres que el plato tenga contraste de sabor, acompaña con un poco de mermelada de pimiento rojo, confitura de manzana o pera, unos marrons glacés o lo que prefieras. Yo elegí una ensalada de tomate, lechuga y cebolla, aliñada con una vinagreta (aceite, vinagre y sal) con ajo y comino.


Al tiempo del cocinado hay que sumar las dos o tres horas que la pechuga debe estar sumergida en el marinado.

También te puede interesar...

0 comentarios

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres preguntarme algo o dejar algún mensaje? ¡Hazlo aquí! Me encantará leerlo y responderte.

ÚLTIMAS ENTRADAS

NO TE PIERDAS NADA



Escribe tu email:

SÍGUEME EN TWITTER