aperitivos y tapas

Palitos de calabacín al parmesano

20.8.18

Palitos de calabacín al parmesano

Si te gusta disfrutar de un picoteo saludable esta receta de palitos de calabacín con queso parmesano no puede faltar en tu mesa. Se prepara en cinco minutos (+20 de horno), es ligera, se puede comer con la mano y gusta a niños y mayores.

Palitos de calabacín al parmesano

Es importante que el calabacín esté terso y no blando, y usar un queso tipo parmesano muy curado para que al molerlo quede como en polvo y no se apelmace. Escoge un pan rallado grueso que dé textura al empanado y aromatízalo. Puedes usar ajo y orégano, como yo, u otras hierbas a tu gusto.

Palitos de calabacín al parmesano

Los palitos de calabacín al parmesano se pueden tomar solos o ir acompañados de salsas para mojar. Un buen tomate frito casero (sírvelo templado o caliente) y una salsa alioli suave son complementos perfectos para esta receta de picoteo.

Palitos de calabacín al parmesano

Preparar estos bastones de calabacín al horno es muy sencillo, por eso es una buena receta para cocinar con niños: podrán preparar el rebozado, pasar cada palito por la mezcla y colocarlos en la bandeja del horno. ¿Te animas?

Receta de palitos de calabacín al parmesano

Ingredientes:
1 calabacín grande
50 gramos de queso parmesano en polvo
50 gramos de pan rallado
Ajo en polvo molido
Orégano
Sal

Cómo preparar paso a paso palitos de calabacín al parmesano

Precalienta el horno a 220ºC con calor arriba y abajo. Mezcla el queso con el pan rallado, el ajo en polvo y el orégano. Lava y seca el calabacín, corta en bastones de 1 cm de grosor aproximadamente. Espolvorea un poquito de sal y reboza en la mezcla. Hay que presionar con los dedos para que quede bien adherida. Coloca sobre una bandeja de horno cubierta con papel vegetal.

Receta de palitos de calabacín al parmesano: el rebozado

Hornea a 220ºC durante 15-20 minutos. Si están muy blanquitos, pon el grill a máxima potencia y vigila porque se doran enseguida (2-3 minutos).

Receta de palitos de calabacín al parmesano: el horneado

Sirve inmediatamente acompañados de alioli y tomate frito. Al enfriar, se van ablandando.

Trucos y consejos para cocinar palitos de calabacín al parmesano


→ Puedes pelar el calabacín, pero no es en absoluto necesario. La piel queda tierna y da un poco más de firmeza a los palitos.

→ Si el calabacín está muy seco y el rebozado no se adhiere, puedes untarlo muy ligeramente con aceite de oliva, simplemente mojando la yema del dedo y pasándola por cada cara del palito de calabacín.

→ Mucho cuidado con el grill, puede quemar los palitos en menos de un minuto.

→ ¿Se pueden freír en vez de hacerlos al horno? Si quieres freírlos tendrás que hacer un empanado más estable que aguante la fritura. Pasa cada palito por harina, huevo batido y luego por la mezcla de parmesano y pan rallado. Te recomiendo que pruebes al horno, quedan más ligeros y son más fáciles de hacer.

→ Puedes acompañarlos de diferentes salsas, yo escogí tomate frito casero estilo italiano y salsa alioli.

→ Estos mismos palitos al parmesano pueden prepararse con berenjena, pero hay que asegurarse de eliminar bien el amargor o no habrá quien se los coma. Para ello, corta la berenjena en bastones, espolvorea con bastante sal, deja reposar en un recipiente durante media hora. Soltará un jugo marrón, es normal. Lava con agua muy fría, escurre, reboza y al horno.

Esta receta de palitos de calabacín al parmesano está hecha en colaboración con salsa allioli Choví y Degustabox, una caja de productos de alimentación a la que puedes suscribirte para que te llegue a casa cada mes. Si quieres probarla, usa el código DM1G4, y obtendrás un descuento en la primera caja.

También te puede interesar...

0 comentarios

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres preguntarme algo o dejar algún mensaje? ¡Hazlo aquí! Me encantará leerlo y responderte.

Sígueme en Instagram

SÍGUEME EN TWITTER