carne

Albóndigas de ternera y paté al vino tinto

21.2.21

Albóndigas de ternera y paté al vino tinto

Las albóndigas son bolitas que se cocinan con distintos ingredientes y mil y una salsas diferentes. En esta ocasión he elegido la raza black angus, una carne de ternera de sabor suave y muy jugosa; y le he dado un toque especial añadiendo paté. Además, he horneado las albóndigas en vez de freírlas, consiguiendo un resultado más ligero.

Albóndigas de ternera y paté al vino tinto

Para la salsa he usado verduras y vino tinto, consiguiendo un sabor que combina a la perfección con la carne de black angus. Eso sí, evita los 'vinos para cocinar', piensa que es un ingrediente más de esta receta de albóndigas de ternera y que, cuanto mejor sea el vino, más rica estará la salsa. Siempre hago la misma recomendación: usa un vino del que te puedas tomar una copa.

Albóndigas de ternera y paté al vino tinto

Lo mejor de cocinar albóndigas es que puedes hacerlas con antelación, porque se conservan perfectamente durante varios días en la nevera. Y se pueden congelar, así que si preparas el doble de cantidad, tendrás comida para dos veces con casi el mismo trabajo.

Albóndigas de ternera y paté al vino tinto

¿Te animas a probar esta receta de albóndigas de ternera y paté al vino tinto?

Receta de albóndigas de ternera y paté al vino tinto

Ingredientes (para 4 personas):

-Para las albóndigas:
400 gramos de carne picada de ternera (la mía, de black angus)
40 gramos de paté
2 dientes de ajo
1 cebolla
2 ramitas de perejil fresco o 1 cucharada seco
1 huevo
40 gramos de pan rallado
Pimienta negra molida
Aceite de oliva
Sal

-Para la salsa
1 cebolla
1 pimiento verde italiano pequeño
2 dientes de ajo
1 zanahoria grande
100 gramos de tomate triturado
70 ml de vino tinto
175 gramos de agua
Aceite de oliva
Perejil
Pimienta negra molida
Sal

Cómo preparar paso a paso albóndigas de ternera al vino

Si vas a hacer las albóndigas con Thermomix o Chefbot, pon en el vaso los dientes de ajo pelados, la cebolla en cuartos, el perejil y dos cucharadas de aceite. Programa 5 segundos, velocidad 5, baja los restos y programa 5 minutos, a 120°C, velocidad 1. Añade los huevos y programa 15 segundos, velocidad 3. Incorpora la carne picada, el pan rallado, el paté, un poquito de sal y pimienta y programa 12 segundos, velocidad 3, giro inverso. Vierte la mezcla en un bol, tapa y reserva.

Si las vas a hacer a mano, pela los ajos y pica muy finos, pela y pica la cebolla en trocitos pequeños y lava, seca y pica el perejil. Pon en una sartén con dos cucharadas de aceite y rehoga durante 7-8 minutos. Apaga el fuego y retira la sartén. Vuelca el contenido en un recipiente amplio, añade los huevos batidos, la carne picada, el paté, el pan rallado, un poquito de sal y pimienta y mezcla bien. Tapa y reserva.

Receta de albóndigas de ternera y paté al vino tinto: preparación de la carne

Para hacer la salsa, si vas a usar Thermomix o Chefbot, pon en el vaso la cebolla pelada en cuartos, el pimiento en trozos sin rabo ni pepitas, los dientes de ajo pelados, la zanahoria pelada en trozos y el aceite. Programa 7 segundos a velocidad 5. Baja los restos de las paredes y programa 8 minutos, a 120°C, velocidad 1. Añade el tomate, la sal, la pimienta y el perejil y programa 8 minutos, a 120°C, velocidad 1. Incorpora el vaso el vino tinto y programa 1 minuto, 120ºC, velocidad 1. En Thermomix, sin poner el cubilete; en Chefbot, con el botón de la tapadera abierto. Añade el agua al vaso y programa 12 minutos, a 100°C, velocidad 1. Por último, tritura hasta que quede una salsa muy fina programando 1 minuto a velocidad 10.

Si haces la salsa a mano, pela y pica la cebolla, el pimiento, los dientes de ajo y la zanahoria. Rehoga en una cacerola con un poquito de aceite de oliva, tapa y cocina durante 8-10 minutos. Añade el tomate, la sal, la pimienta y el perejil y rehoga. Cocina tapado durante unos 8-10 minutos. Sube el fuego, incorpora el vaso el vino tinto y deja que evapore el alcohol. Añade el agua y cocina durante 15 minutos tapado. Por último, tritura con una batidora hasta que quede una salsa muy fina.

Receta de albóndigas de ternera y paté al vino tinto: elaboración de la salsa

Mientras se cocina la salsa, da forma a las albóndigas. Humedece tus manos con unas gotas de aceite para que no se peguen. Engrasa una fuente de horno y coloca las albóndigas.

Receta de albóndigas de ternera y paté al vino tinto: formado de las bolas

Hornea a media altura durante 5-6 minutos a 180ºC. Saca, da la vuelta con cuidado a las albóndigas y hornea durante 5-6 minutos más. Saca la fuente y vierte la salsa sobre las albóndigas. Hornea otros 5-6 minutos.

Receta de albóndigas de ternera y paté al vino tinto: horneado

Sirve acompañadas de patatas fritas o ensalada.

Trucos y consejos para cocinar unas albóndigas de ternera y paté al vino tinto perfectas

→ Para esta receta puedes usar carne picada de ternera o de buey, pero también una mixta de ternera y cerdo. Yo he usado carne picada de black angus, una raza de ternera típica de Escocia de lomo tierno y jugoso y sabor suave.

→ Asegúrate de que la cebolla está muy, muy tierna cuando la mezcles con la carne.

→ La función del paté es dar cremosidad, pero si no te gusta, no lo pongas.

→ Si la masa queda demasiado blanda, pon una cucharada más de pan rallado. Si queda demasiado dura, una cucharada de leche. Ten en cuenta que, cuanto más dura esté la masa de carne, más duras estarán luego las albóndigas.

→ Si no queréis/podéis tomar huevo, cámbialo por algo más de pan rallado o por miga de pan mojada en leche.

→ Si te untas las manos con un poquito de aceite, no se te pegará la carne al hacer las bolitas.

→ Usa un vino tinto del que te puedas tomar una copa. Evita los vinos de caja o aquellos que pone 'para cocinar'. Piensa que el vino es un ingrediente más y, cuanto mejor sea, más rica estará la salsa.

→ Puedes acompañar estas albóndigas con un puñado de espaguetis cocidos, un poco de arroz blanco, unos cuadraditos de patatas fritas o unos guisantes.

Se conservan perfectamente 4-5 días en un recipiente hermético en la nevera. Se pueden congelar.

→ Si te sobra salsa, puedes usarla para acompañar un poco de pasta cocida, arroz hervido, unos filetes a la plancha o para guisar tortilla de patata.

→ Si tienes hijos muy pequeños (que no comen entero), puedes triturar un par de albóndigas con la salsa y tendrás un puré muy completo. Si trituras de más, una vez hecho puedes congelarlo en raciones.

También te puede interesar...

3 comentarios

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres preguntarme algo o dejar algún mensaje? ¡Hazlo aquí! Me encantará leerlo y responderte.

Sígueme en Instagram

SÍGUEME EN TWITTER