aperitivos y tapas

Morcilla de verano (revuelto de berenjena)

11.7.19

Morcilla de verano (revuelto de berenjena)

La morcilla de verano es un plato típico de la cocina murciana, que consiste en un picadillo de berenjena con cebolla aderezado con especias típicas de la matanza. Aunque no tiene nada que ver con la morcilla de cerdo en sí, pues no lleva carne ni sangre, tanto el aspecto como el sabor recuerdan a la original.

Morcilla de verano (revuelto de berenjena)

La berenjena es una hortaliza muy habitual en la cocina, que suele tomarse asada, frita o salteada como en este caso. Cocida no tiene buen sabor y cruda no debe consumirse. Si te gusta, puedes disfrutarla especialmente en los meses de verano, ya que su temporada va de junio a octubre. Puedes cocinarlas rellenas, en escalivada, en tempura, en una tarta vegetal o como parte de una ensalada.

Morcilla de verano (revuelto de berenjena)

Este revuelto de berenjena es perfecto para tomar más verdura y reducir el consumo de carne y grasa. Es un plato vegano y saludable que además está muy rico. Y aunque puede tomarse solo con un poco de pan, combina muy bien con arroz o pasta cocida, y también sirve como farsa para rellenar unas tartaletas o una empanada.

Morcilla de verano (revuelto de berenjena)

Venga, ¿te animas a probar esta receta de morcilla de verano?

Receta de morcilla de verano

Ingredientes:
3 cebollas
4 berenjenas
100 ml de vino blanco
3 cucharadas de piñones
Orégano
Ajo en polvo
Comino en polvo
Pimentón ahumado (dulce o picante, al gusto)
Pimienta negra molida
Aceite de oliva
Sal

Cómo preparar paso a paso morcilla de verano

Pela y pica la cebolla en trocitos y pocha a fuego lento en una sartén tapada con 3 cucharadas de aceite. Mientras se ablanda, lava las berenjenas, retira el rabo y corta en cubitos. Añade la berenjena a la sartén y sube el fuego mientras rehogas. Añade el vino blanco, el orégano, ajo en polvo y una pizca de comino y pimentón. Mezcla bien. Cuando el alcohol se haya evaporado, tapa y cocina a fuego medio-bajo durante 30 minutos.

Receta de morcilla de verano: picar y pochar

Tuesta los piñones en una sartén sin engrasar. Cuando empiecen a estar dorados, retira. Añade a la sartén, mezcla y cocina 15 minutos más con la sartén sin tapar y machacando con una cuchara, hasta que estén la berenjena y la cebolla muy melosas.

Receta de morcilla de verano: acabado del plato

Sirve con pan.

Trucos y consejos para cocinar morcilla de verano

→ Yo no suelo hacerlo, pero si crees que la berenjena va a ser muy amarga, puedes espolvorearla con sal, dejar reposar 10 minutos, lavarla bien y secarla antes de echar a la sartén.

→ Puedes poner las especias que más te gusten y en la proporción que prefieras. Hay morcillas que llevan un punto de canela y clavo, por ejemplo.

→ Esta receta se puede comer tal cual con pan, servida en bocadillo con una loncha de queso o acompañando pasta o arroz cocido. Es tan versátil que puede servir también como relleno de para una tarta salada, tartaletas, una empanada, empanadillas...

→ La morcilla de verano congela muy bien. Si preparas bastante cantidad puedes repartir en bolsitas o recipientes y congelarla.

También te puede interesar...

2 comentarios

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres preguntarme algo o dejar algún mensaje? ¡Hazlo aquí! Me encantará leerlo y responderte.

Sígueme en Instagram

SÍGUEME EN TWITTER