pescado

Rodaballo al horno

4.7.18

Rodaballo al horno

El rodaballo es un pez plano con forma de rombo. Curiosamente, tiene los ojos en el lado izquierdo, que es de piel oscura, mientras que su lateral derecho es de color claro. Su piel es dura y, en vez de escamas, tiene pequeñas protuberancias óseas. De carne blanca, firme, y sabrosa, tiene un sabor característico, suave y delicado.

Rodaballo al horno

Este pescado recibe diversos nombres: coruxo en Galicia, rémol de petxinas en Cataluña, clavudi o xuela en Asturias, arrebollo en el País Vasco, turbot en Francia, pero también solla o platija. La mejor época para disfrutar de recetas con rodaballo son los meses cálidos y, aunque no es una especie barata, merece la pena probar el rodaballo salvaje, especialmente si es pescado gallego, con la piel brillante cuando está fresco.

Rodaballo al horno

Se puede cocinar a la parrilla, a la brasa, pero en esta ocasión lo he preparado de manera sencilla: una receta de rodaballo al horno, aliñado con ajo y perejil, sobre una cama de patata panadera y cebolla. Lo mejor de hacerlo de esta forma, además de no tener dificultad, es que el sabor del pescado enriquece mucho la guarnición, porque se trata de un pez muy gelatinoso que va soltando su sustancia, quedando un jugo espesito.

Rodaballo al horno

Cualquier ocasión es perfecta para disfrutar del rodaballo al horno con patatas y cebolla, prueba a prepararlo. ¡Espero que te guste!

Receta de rodaballo al horno

Ingredientes (para 2 personas):
2 patatas
2 cebollas
1 rodaballo (de 1 kilo aproximadamente)
125 ml de vino blanco
Pimienta de colores
Perejil
Aceite de oliva
Sal

Elaboración:
Precalienta el horno a 180ºC con calor arriba y abajo sin aire. Pela las patatas y corta en láminas de 2-3 mm. Pelas las cebollas y corta también en rodajas finas. Pinta con aceite de oliva una fuente apta para horno y coloca una capa de patatas. Salpimenta y añade un hilito de aceite. Coloca encima una capa de cebolla, salpimenta de nuevo y añade otro chorrito de aceite. Mete 30 minutos en la parte central del horno.

Receta de rodaballo al horno: la guarnición

Limpia y seca el pescado y, con un cuchillo grande y afilado, haz tres cortes. Aliña con sal, perejil fresco picado, pimienta de colores y un chorrito de aceite. Incide con el aliño en la zona de los cortes para que penetre bien el sabor. Saca la fuente del horno, coloca el pescado con la cabeza hacia arriba (la parte oscura) y añade el vino blanco. Hornea 30 minutos más a 180ºC y, si el rodaballo es más pequeño, unos 20 minutos a 170ºC. Saca del horno y divide en porciones siguiendo los cortes previos. Coloca una base de patatas y cebolla en el plato y, sobre ella, el pescado.

Receta de rodaballo al horno: el asado

Sirve inmediatamente.

Trucos y consejos:

→ Este plato no se puede hacer con mucha antelación, porque las patatas se ponen correosas y el pescado se pasa.

→ Asegúrate de que el pescado es fresco, para tener garantía de un buen sabor y calidad.

→ Usa un buen vino blanco, recuerda que le va a dar sabor al plato. Los chefs siempre dicen que se debe cocinar con un vino del que puedas tomarte una copa. En este caso, un blanco gallego, tipo albariño, le va estupendo.

Esta receta de rodaballo al horno está hecha en colaboración con Mariscos O'Grove, una empresa gallega con más de 20 años de experiencia, que comercializa marisco y pescado de las Rías Baixas on line. Cuentan con el sello PescadeRías, de onde se non?, un distintivo que garantiza la procedencia gallega de sus productos.

También te puede interesar...

3 comentarios

  1. Q delicia! Me encanta el rodaballo y estoy contigo; a buen producto receta sencilla. Perfecto. Enhorabuena por el blog!

    ResponderEliminar
  2. Me encanta el rodaballo al horno, queda riquísimo :)

    ResponderEliminar

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres preguntarme algo o dejar algún mensaje? ¡Hazlo aquí! Me encantará leerlo y responderte.

Sígueme en Instagram

SÍGUEME EN TWITTER