verduras y hortalizas

Champiñones al vino

29.1.15

Champiñones al vino

Los champiñones y las setas son de las verduras que más gustan en casa, por eso -imaginación al poder- los cocino de mil y una maneras. Esta receta surgió a lo tonto, sin pensar, pero el resultado nos gustó tanto, que se ha convertido en una habitual. A mí me encanta no solo por el sabor y la textura, sino también porque es baja en calorías, se prepara fácilmente y siempre se obtiene un excelente resultado.

Champiñones al vino

Puedes servir estos champiñones guisados como primer plato o como acompañamiento en un plato de carne o simplemente con un poco de pasta o arroz hervido.

Champiñones al vino

Lo mejor es que simplemente con cambiar el tipo de vino o sustituirlo por cerveza, cava, sidra... tendrás un plato diferente. Es perfecto para aprovechar una botella que se ha quedado abierta y ya no vamos a tomar.

Champiñones al vino

Si preparas esta receta, mándame una foto por email (tienes la dirección al comienzo de la columna derecha) o súbela a mi página de Facebook. Buen provecho ;)

Ingredientes (para 2 personas):
500 gramos de champiñones
2 dientes de ajo
1 cebolla
1 puerro
1 cucharada de tomillo
250 ml de vino blanco
Pimienta negra

Elaboración:
Pon un chorro de aceite de oliva en una cacerola junto a los ajos triturados. Rehoga y, antes de que los ajos cojan color, añade la cebolla y el puerro en trocitos. Pon un poquito de sal (para que las verduras suelten su agua) y cocina unos 10 minutos a fuego bajo para que se poche. Mientras, limpia los champiñones y trocea en cuartos.

Receta de champiñones al vino 01

Cuando la cebolla y el puerro estén blanditos, añade los champiñones, rehoga y adereza con tomillo, pimienta negra molida y sal. Vierte el vino blanco y deja cocer a fuego bajo unos 20 minutos, hasta que el líquido se consuma.

Receta de champiñones al vino 02

Deben quedar melosos, pero sin líquido.

Trucos y consejos:

→ Durante los últimos minutos de la cocción, vigila la cacerola, porque es fácil que se agarre. Mueve despacio cada poco tiempo, para que se termine de consumir el caldo.

→ Prueba a cambiar el vino blanco por cerveza (rubia o negra), cava, sidra o cualquier otro tipo de vino.

→ Puedes cambiar el tomillo por orégano o por alguna otra hierba aromática que te guste.

Gracias por leerme,


También te puede interesar...

9 comentarios

  1. Me encanta las recetas así de sencilla y ricas. Y ligeras encima mejor que mejor. Besotesss.

    ResponderEliminar
  2. Un plato delicioso y muy sano.Un beso cielo.

    ResponderEliminar
  3. Tienen que estar buenísimos estos champiñones con cualquier vino, como dices tú, y sobre todo con el vino blanco que has puesto.
    besos,

    ResponderEliminar
  4. Qué buen resultado dan siempre los champiñones, son de lo más agradecidos. Los hago mucho al vino, pero solo con un poco de ajo, así que tu versión me ha dado muchas ideas. la probaré :)

    ResponderEliminar
  5. Menuda pinta, me quedo con la receta. Sólo un apunte, los champiñones y setas no son verduras ni pertenecen al reino vegetal, son del reino de los hongos. Las plantas tienen alimentación autótrofa y los hongos heterótrofa (no fabrican su propio alimento como las plantas). No es que sea una sabionda, es que tengo un hijo en 1º de ESO y lo acabo de aprender :) Ni te imaginas la de cosas que han cambiado desde que estudié, una de ellas es que ahora hay tres reinos en vez de dos.

    ResponderEliminar

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres preguntarme algo o dejar algún mensaje? ¡Hazlo aquí! Me encantará leerlo y responderte.

ÚLTIMAS ENTRADAS

NO TE PIERDAS NADA



Escribe tu email:

SÍGUEME EN TWITTER