bizcochos tartas y pasteles

Drip cake con sabor a Navidad

29.11.18


Drip cake de Navidad

Un drip cake es, literalmente, una tarta que gotea. Este tipo de pasteles llevan de moda desde 2016 y para hacerlos hay que preparar un bizcocho, cortarlo en discos, rellenar con crema, cubrir con más crema y decorar con los característicos goterones de chocolate, añadiendo todo aquello que te apetezca. Puedes usar galletas, chocolatinas, bombones, fruta, frutos secos, merengues... igual que hacíamos con las tartas en forma de letra que también han sido tendencia.

Drip cake de Navidad

Es fundamental elegir un bizcocho húmedo y denso, para que se mantenga jugoso y estable durante unos días. Conviene preparar una crema consistente que aguante bien, incluso fuera de la nevera, tenlo en cuenta, sobre todo en épocas de calor. Para hacer los goterones, usa chocolate. Si quieres que sea de algún color, puedes teñir chocolate blanco con colorante alimentario (vigila que sea apto para chocolate) o comprar candy melts.

Drip cake de Navidad

Las decoraciones puedes prepararlas en casa o comprarlas. En este caso, he elegido diferentes dulces con sabores navideños, como los 'cubits' (trocitos de turrón, que he usado en dos sabores), los macarons de turrón, las galletas de estilo barquillo enrolladas o las bolas de chocolate negro rellenas de fruta. Es una forma cómoda y rápida de preparar un drip cake.

Drip cake de Navidad

¿Te animas a sorprender a tu familia o amigos con esta receta de drip cake de Navidad?

Receta de drip cake con sabor a Navidad

Ingredientes (para un molde de 18-20 cm):
-Para el bizcocho:
275 gramos de harina
1,5 cucharadita (10 gramos) de bicarbonato sódico
1 cucharadita de sal (5 gramos)
1 cucharada de jengibre en polvo (10 gramos)
1,5 cucharaditas de canela en polvo (5 gramos)
1/2 cucharadita de clavo en polvo (3-4 clavos machacados)
100 gramos de mantequilla
200 gramos de azúcar moreno
335 gramos de melaza (si no tienes, usa miel de caña)
265 gramos de agua
2 huevos M

-Para la crema de queso y chocolate blanco:
150 gramos de mantequilla
150 gramos de azúcar glacé
150 gramos de queso crema
75 gramos de chocolate blanco

-Para decorar:
50 gramos de chocolate negro
Macarons de chocolate rellenos de crema de turrón
Suspiros de merengue
Bolitas de chocolate rellenas de fruta
Rollitos de galleta con chocolate
'Cubits' (trocitos) de turrón

Cómo preparar paso a paso un drip cake con sabor a Navidad

Precalienta el horno a 175ºC con calor arriba y abajo, sin aire. Mezcla en un cuenco la harina con el bicarbonato, la sal, el jengibre, la canela y el clavo. Reserva. En un bol amplio bate la mantequilla con el azúcar moreno y añade la melaza.

Receta de bizcocho 'gingerbread' de Navidad 01

Echa el agua hirviendo al bol de los azúcares y mezcla muy bien hasta que todo sea uniforme. Asegúrate de que la masa no está caliente e incorpora el huevo batiendo inmediatamente para que no se 'cocine'. Añade la mezcla de harina poco a poco.

Receta de bizcocho 'gingerbread' de Navidad 02

Bate hasta que no haya grumos. Encamisa un molde de unos 18-20 cm de diámetro poniendo papel vegetal en la base y los laterales. Si el molde no es muy alto, haz que el papel sobresalga de manera uniforme por los laterales. Vierte la masa y hornea a media altura durante unos 50 minutos (depende del horno). Pasado ese tiempo, comprueba que está bien cocido pinchando en el centro con un palito de brocheta. Desmolda y deja enfriar sobre una rejilla.

Receta de bizcocho 'gingerbread' de Navidad 03

Para preparar la crema, trocea el chocolate en onzas y derrite en un recipiente apto para microondas, calentando de 15 en 15 segundos a máxima potencia y moviendo bien cada vez. En menos de un minuto estará listo. Mezcla bien para que no quede ningún grumo. Reserva hasta que temple.

Derretir el chocolate blanco

Pon la mantequilla a temperatura ambiente en la amasadora, con la pala de batir (plana). Bate durante unos minutos, hasta que esté muy suave. Añade el azúcar glacé y bate a velocidad mínima hasta que se mezcle con la mantequilla. Sube la velocidad hasta que la crema esté muy esponjosa y blanquee. Baja los restos de las paredes. Pon la velocidad al mínimo y añade el queso crema, bien frío, a cucharadas. Añade a hilo el chocolate derretido (templado) batiendo al mínimo. En cuanto esté integrado, para. Con una espátula, baja toda la crema de las paredes y comprueba que es toda homogénea.

Elaboración de la crema de queso y chocolate blanco

Cuando el bizcocho esté frío, corta en tres discos iguales y empieza a montar la tarta. Pon la capa superior del bizcocho abajo y cubre con unos 175 gramos de crema. Debe quedar una capa uniforme como de un dedo de grosor. Pon otro disco de bizcocho y repite la operación, cubriendo con otra capa igual de crema. Coloca la última capa, con el lado que hacía de base hacia arriba (será el más perfecto) y cubre toda la tarta con una capa fina de crema para sujetar las migas. Enfría en la nevera durante una hora. Saca y da una capa exterior de crema para igualar. Alisa muy bien con una espátula y enfría de nuevo.

Montaje de la tarta

Cuando la tarta esté bien fría, prepara una manga pastelera con una boquilla fina (la mía, 3 de Wilton). Derrite el chocolate negro en el microondas, calentando de 15 en 15 segundos y removiendo cada vez hasta que no queden grumos. Deja que temple unos minutos y vierte en la manga. Ve poniendo goterones de chocolate desde el borde de la tarta por todo el perímetro. Antes de que el chocolate endurezca, coloca las decoraciones de forma estética.

Decoración de la tarta

Esta tarta se puede conservar durante unas horas a temperatura ambiente sin problemas, salvo que haga muchísimo calor.

Trucos y consejos para cocinar un drip cake navideño perfecto

→ ¿Prefieres usar otro bizcocho? Si es un bizcocho seco, mójalo con un poco de almíbar (cuece agua y azúcar a partes iguales durante unos minutos y, cuando el azúcar se haya desecho, deja que se enfríe). El problema del almíbar es que puede acabar humedeciendo la crema y estropeando la tarta.

→ Puedes hacer la crema de relleno y cobertura de chocolate con leche o chocolate negro. Solo tienes que sustituir el chocolate blanco por la misma cantidad de cualquiera de los otros.

→ Si quieres hacer este drip cake con antelación, prepara las decoraciones un día, el bizcocho al día siguiente (cuando esté bien frío, envuelve en film transparente y conserva en la nevera), un día más tarde haz la crema, monta la tarta y guarda en la nevera hasta el día que la vayas a servir (aguanta 3-4 días perfectamente). Ese día puedes derretir el chocolate y decorar (no tardarás más de 10-15 minutos en total), dejando ya la tarta a temperatura ambiente.

Esta receta de drip cake navideño está hecha en colaboración con Lacasa (Mi momento), Dulcesol (macarons), El Almendro (cubits) y Bahlsen (barquillos) productos que venían en mi última Degustabox, una caja de productos de alimentación a la que puedes suscribirte para que te llegue a casa cada mes. Si quieres probarla, usa el código DM1G4, y obtendrás un descuento en la primera caja.

También te puede interesar...

4 comentarios

  1. madre mía, si es que no puede estar mejor explicado, me encanta todo el post, de principio a fin

    ResponderEliminar
  2. Wuao.. que receta tan deliciosa, apenas para compartir en navidad, voy a prepararla, me encanto.
    Gracias un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Que pasada de Blog Rebeca no lo conocía hasta hoy y llevo en el toda la tarde investigando. Creo que este fin de semana haré esta receta para mis hijos. Me parece una pasada todo el repertorio de recetas sencillas y elaboradas que tienes. Desde hoy tienes una seguidora más. Un abrazo, te dejo mi humilde blog para que le eches un ojo guapa.

    ResponderEliminar

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres preguntarme algo o dejar algún mensaje? ¡Hazlo aquí! Me encantará leerlo y responderte.

Sígueme en Instagram

SÍGUEME EN TWITTER