aperitivos y tapas

Crêpes de sobrasada, queso y miel

19.3.15

Crêpes de sobrasada, queso y miel

Aunque son muy populares las dulces, hay una infinidad de posibilidades de recetas de crêpes saladas. Los crêpes son una finísimas tortitas que tienen su origen en la cocina francesa y que se sirven con todo tipo de rellenos. Están deliciosos y puedes prepararlos en cualquier momento: para el desayuno, para comer de picoteo, de merienda, como cena y, por supuesto, para el postre

Crêpes de sobrasada, queso y miel

Lo importante es usar una buena receta de crêpes, la básica sirve para rellenos dulces y salados. Un consejo: si vas a preparar todos dulces, añade media cucharada de azúcar a la masa; si todos serán salados, incorpora un poco de tomillo, orégano, romero, o cualquier otra hierba aromática a la masa.

Crêpes de sobrasada, queso y miel

Tienen la ventaja de que se pueden rellenar de cualquier cosa, en este caso te propongo una combinación sorprendente: sobrasada con queso y miel. ¡No digas que no suena bien! Si lo acompañas de una ensalada, tendrás una cena de lo más completa.

Crêpes de sobrasada, queso y miel

¿Te animas a preparar esta receta de crêpes?

Receta de crêpes de sobrasada, queso y miel

Ingredientes (para unos 15 crêpes):

-Para los crêpes:
2 huevos
250 ml de leche
125 gramos de harina
1 pizca de azúcar
1 pizca de sal
1 nuez de mantequilla (para untar la sartén)

-Para el relleno:
200 gramos de sobrasada
150 gramos de queso rallado
100 gramos de miel

Cómo preparar paso a paso crêpes de sobrasada, queso y miel

Pon los huevos, la leche, la harina, el azúcar y la sal en el vaso de la batidora y bate lo justo para integrar todo. Tapa y deja reposar en la nevera durante una hora.

Receta de crêpes

Para hacer los crêpes, pon un pegotito de mantequilla en la sartén, espera a que esté bien caliente y añade un cucharón de masa (lo justo para cubrir la sartén). El primero suele salir mal, queda crudo y nada uniforme, así que retíralo y, sin engrasar de nuevo, espera a que la sartén coja temperatura y echa otro cucharón de masa. Cuando salgan burbujas a la superficie, da la vuelta a la masa y deja que se haga por el otro lado. Puedes rellenarlo directamente o sacar a un plato, colocando un crêpe sobre otro, y repitiendo hasta acabar con la masa. Si sacas los crêpes, cubre con un paño limpio para que no se enfríen. Coloca un crêpe en un plato, unta la zona central con sobrasada, pon por encima una cucharada de miel y un poco de queso rallado y cierra doblando un tercio hacia el centro y el otro tercio sobre este.

Receta de crêpes con sobrasada, queso y miel

Trucos y consejos para cocinar unos crêpes de sobrasada, queso y miel perfectos

→ Es conveniente dejar reposar la masa en la nevera para que la harina se hidrate con los líquidos. Así la masa está un poco más densa y homogénea cuando hagamos los crêpes.

→ Lo ideal para esta receta es usar harina floja, con poca cantidad de proteína, para que se desarrolle el menor gluten posible. Precisamente por eso, también conviene trabajar la masa lo menos posible.

 Puedes usar el queso que más te guste, queda bien con un mozzarella, pero también con quesos más fuertes, como un manchego curado.

→ Esta es una masa básica, que sirve para crêpes dulces y salados. Si vas a hacer todos dulces, añade una cucharada de azúcar a la masa. Si van a ser salados, incorpora un poco de orégano, tomillo o cualquier otra hierba aromática a la masa.

Si te apetece probar otros crêpes, puedes preparar unos crêpes de setas, rúcula y jamón, unos crêpes de espinacas (en la masa), unos crêpes de chocolate y te dejo también diez ideas de rellenos dulces para crêpes.

También te puede interesar...

1 comentarios

  1. No suelo hace crêpes salados, pero este tiene una pinta riquísima!!
    besos

    ResponderEliminar

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres preguntarme algo o dejar algún mensaje? ¡Hazlo aquí! Me encantará leerlo y responderte.

Sígueme en Instagram

SÍGUEME EN TWITTER