arroz y pasta

Risotto de setas, espárragos trigueros y trufa negra

23.2.14

Risotto de setas, espárragos trigueros y trufa negra

Risotto, es escuchar la palabra y se me hace la boca agua. Me gusta la comida italiana y este arroz meloso es una delicia. Se puede combinar casi con lo que quieras, yo elegí unas setas y unos espárragos trigueros porque lo había comido alguna vez así y estaba muy rico. Además, tenía un arroz con trufa negra en casa, y la combinación prometía...

Risotto de setas, espárragos trigueros y trufa negra

El arroz que se suele usar para cocinar risotto es el arborio, pero yo usé un arroz Balilla x Sollana (similar al bomba). En concreto, el arroz con trufa negra de Trufapasión que me regalaron (junto con otros muchos productos 'trufados') por ganar el concurso de recetas con trufa de la Feria de la Trufa (Fira de la Tòfona) de Centelles (Barcelona).

Risotto de setas, espárragos trigueros y trufa negra

Si te gusta este tipo de arroz, puedes probar otras recetas de risotto, como el otoñal risotto de calabaza y gorgonzola o el delicioso risotto de pulpo al pimentón. También he publicado otras muchas recetas con arroz.

Risotto de setas, espárragos trigueros y trufa negra

Por supuesto, la trufa no es imprescindible y puedes usar un arroz bomba normal para cocinar este risotto, aunque no sea lo más ortodoxo. Si lo haces, sube una foto a cualquier red social y etiquétame (Facebook | Twitter | Instagram | Pinterest | Google+). ¡Espero que te guste!

Ingredientes (para dos personas):
750 ml de caldo de verdura
150 gramos de setas
150 gramos de espárragos trigueros
100 gramos de cebolla
200 gramos de arroz con trufa negra o arroz bomba
100 ml de vino blanco
50 gramos de queso parmesano rallado
75 gramos de mantequilla sin sal
2 dientes de ajo
Pimienta negra
Aceite de oliva
Sal

Elaboración:
Lo primero que debes preparar antes de empezar con la receta, es un caldo de verdura. Yo suelo guardar el 'agua' que sobra cuando cuezo verduras para hacer puré. Si no tienes, puedes usar una caja de caldo de verdura comprado o deshacer una pastilla de caldo de verduras concentrado en un litro de agua. Ponlo en un cazo a fuego medio (necesitaremos que esté caliente para echarlo más tarde al arroz). Limpia y trocea las setas y los espárragos y pica la cebolla en trocitos pequeños.


Pela y prensa (o pica chiquititos) dos ajos y ponlos en una sartén con un buen chorro de aceite de oliva. Cocina a fuego medio unos segundos, con cuidado de que no se quemen. Mientras, pon en una cacerola amplia 50 gramos de mantequilla y dos cucharadas de aceite de oliva y cocina a fuego bajo. Añade las setas a la sartén con los ajos y la cebolla a la cacerola. Pon un poquito de sal y pimienta en ambos recipientes.


Cuando las setas hayan soltado todo el agua y empiecen a dorarse, retira a un plato (escurre y deja el aceite sobrante en la sartén) y, en la misma sartén marca los trigueros. Cuando estén al dente pon un poquito de sal y reserva junto a las setas.


Cuando la cebolla esté transparente y bien blandita (tardará unos 15 minutos), añade el arroz (el mío, con trufa). Rehoga bien durante un par de minutos, hasta que veas que se pone translúcido y que absorbe el aceite.


Sube la temperatura del caldo de verduras hasta que cueza muy levemente. Añade el vino blanco y sube un poquito el fuego para que se evapore el alcohol y el arroz lo absorba. Cuando se vaya a quedar la cacerola sin líquido, añade las setas y los espárragos que teníamos reservados, integra y cubre con caldo bien caliente. Necesitarás tres o cuatro cazos. Pon de nuevo a fuego bajo. Reserva el resto del caldo en el cazo, manteniendo el calor al fuego.


Verás que el arroz se va poniendo meloso. Cuando haya absorbido el caldo, es el momento de añadir otro cazo. Tienes que repetir esta operación tantas veces como sea necesario (unas siete o así). En total, el arroz debe cocer unos 20-22 minutos, aunque depende de la variedad. Calcula que absorberá más del triple de caldo que su peso.


Cuando el arroz esté muy meloso y sin caldo, retira del fuego, añade los 25 gramos de mantequilla que quedan y el parmesano rallado (el mío, en polvo). Mueve suavemente para que se integre todo bien y deja reposar unos 3 o 4 minutos un poco tapado.


Sirve bien caliente y ¡a disfrutar!

Risotto de setas, espárragos trigueros y trufa negra

Trucos y consejos:

→ Ten preparado más caldo del necesario, por si no controlas bien el fuego y se evapora más de la cuenta. Además, como el caldo tiene que estar al fuego para mantenerse caliente, también se irá evaporando. Calcula un litro por cada 200 gramos de arroz (si tienes un poco más, perfecto). En caso de que te quedes corto, siempre puedes añadir un poco de agua, ya que lo fundamental es que el arroz no quede duro, sino muy, muy meloso.

→ ¿Por qué mezclamos mantequilla con aceite de oliva? Para que la mantequilla no se queme. Combinado, aguanta mejor la temperatura mientras cocinamos la cebolla y así no cogerá sabor cuando echemos el arroz. Si quieres, puedes usar solo aceite de oliva, aunque la mantequilla aporta un sabor muy bueno y más cremosidad.

→ Recuerda que cada tipo arroz tiene unos tiempos de cocción diferente y una capacidad de absorción determinada.

→ Si quieres, puedes cambiar las setas y los espárragos por otras verduras o añadir, por ejemplo, gambas. ¡El risotto está bueno con cualquier cosa!

→ Si algún italiano lee esto, que no se lo tome como algo personal, mi forma de preparar risotto no sé si es muy ortodoxa, pero a mí, me funciona ;)

Con esta receta de risotto participo en El Asalta blogs, el reto culinario en el que participo desde hace ya varios meses (aquí están todas las recetas que he publicado). En esta ocasión, la asaltada era Bego, de Al calor del horno, un blog estupendo con un montón de sugerentes propuestas para elegir. 

También te puede interesar...

4 comentarios

  1. Hola Rebeca.
    He visto que tienes problemas con los comentarios. Lo cierto es que esta entrada no aparece ninguno y ya es raro.
    Me encanta tu versión del risotto, los espárragos son una delicia.
    Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Rosalía, llevo un mes con problemas con los comentarios, pero parece que por fin lo he solucionado.
      Muchas gracias por la visita y, si pruebas el risotto, ya me contarás...
      BSS

      Eliminar
  2. Muy buena receta. Para estas fechas a ver si te curras alguna más con trufas :) Como truferos que somos, si te interesa te podemos dar algunas ideas. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! El problema de las trufas es el precio. No son demasiado asequibles, por eso no he publicado más recetas ;)

      Eliminar

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres preguntarme algo o dejar algún mensaje? ¡Hazlo aquí! Me encantará leerlo y responderte.

ÚLTIMAS ENTRADAS

NO TE PIERDAS NADA



Escribe tu email:

SÍGUEME EN TWITTER