bizcochos tartas y pasteles

Tarta fría de limón

25.7.11


Este fin de semana hemos tenido una cena con amigos y, como de costumbre, llevé el postre. Con estos calores, pensé que lo mejor sería hacer una tarta fresquita, que entrase bien después de la cena. Después de dar vueltas y vueltas entre recetas que tenía guardadas hace tiempo, hice un remix de varias y salió esta estupenda tarta de limón. La foto no es la mejor, pero la desmoldé justo antes de servirla, por si en el coche se desmoronaba, y ya se sabe, las prisas no son buenas y tenía revoloteando a mucha gente alrededor...

A los miedosos de la cocina debo deciros que esta es una receta fácil de hacer, porque no requiere de instrumentos raros ni de horno, así que animaros, que os vais a alegrar.

Lo mejor de la tarta es que no es demasiado dulzona, ni empacha, por lo que es recomendable para comidas o cenas veraniegas tipo barbacoa. La textura es suave y la capa inferior, que es de sobaos humedecidos con almíbar, en vez de la clásica de galletas con mantequilla, le da un buen toque. Además, por encima lleva gelatina de limón en vez de la mermelada original, por lo que también aligera bastante.
Los ingredientes para un molde de 28 centímetros (salen bastantes raciones, unas 12-14) son:

16 sobaos pequeños
400 ml de agua
5 cucharadas soperas de azúcar
Un chorrito de ron (yo no puse alcohol porque iba a haber niños)
200 ml de nata para montar
300 gramos de queso crema
400 gramos de leche condensada
1 limón
1 lima             
1/2 sobre de gelatina de limón

Elaboración:

Mete el envase de nata en el congelador para que se vaya enfriando.

Prepara un almíbar poniendo en un cazo 150 ml de agua, el azúcar y un chorrito de licor (el ron va muy bien), dejando que cueza a fuego medio unos 10 minutos.


Coloca los sobaos cubriendo todo el molde de la tarta.


Espera a que el almíbar temple y, con una cuchara, humedece los sobaos.


Ralla la corteza de la lima y del limón, con cuidado de no llegar a la parte blanca, porque amarga. Corta ambas frutas por la mitad y reserva dos rodajas finas de cada una. Exprime el zumo de ambas y deja en un vaso.


Pon en el bol de la batidora el queso crema, la ralladura y el zumo de la lima y el limón y la leche condensada. Mezcla con ayuda de las varillas y espera a que esté todo bien integrado. Es importante que al principio batas con ello tapado, porque puede salpicar. Luego ya puedes destaparlo.


Monta la nata bien firme con ayuda de una varilla (si es eléctrica será más fácil). Para que monte bien, es imprescindible que esté bien fría, por eso ponía al principio que metieras el envase en el congelador.


Añade la nata a cucharadas a la mezcla anterior, con movimientos envolventes para que no se baje. Echa la mezcla sobre los sobaos y, con ayuda de una espátula, deja la superficie lisa y uniforme.


Decora con las rodajas de lima y limón que teníamos reservadas y cubre con papel film, pegándolo a la crema para que no se reseque.


Mete en el frigorífico y deja, al menos, 4 horas antes de añadir la última capa, que será una gelatina. Prepara medio sobre de gelatina de limón. Pon 150 ml de agua en un cazo y, cuando rompa a hervir, añade la gelatina en polvo. Remueve durante unos minutos hasta que el contenido esté bien disuelto. No te preocupes si aparece una capa de espuma, porque poco a poco va desapareciendo. Añade otros 100 ml agua fría, apaga el fuego y sigue removiendo. Espera a que temple un poco.


Retira el papel film de la tarta y echa la gelatina con mucho cuidado, sobre una cuchara colocada boca abajo, para que no se estropee la capa de crema.


Introduce en el frigorífico durante, al menos, 6 horas para que cuaje la gelatina.


Cuando vayas a desmoldarla, pasa el filo de un cuchillo entre el lateral del molde y la tarta, para que se despegue mejor. Por último decora con unas hojitas de hierbabuena o menta. Aquí os dejo una foto del corte, no es muy bonita, pero así veis cómo queda.


Por cierto, este tipo de tartas está mucho mejor de un día para otro, así que es recomendable hacerla con tiempo.

También te puede interesar...

10 comentarios

  1. Hola Rebeca! Me gusta un montón tu tarta, y con esa foto dan ganas de llevarse un trocito. Me quedo aquí contigo, si me dejas, jeje!Un besote

    ResponderEliminar
  2. hola rebeca una pregunta tamb se puede hacer con soletas? desde mexico gracias

    ResponderEliminar
  3. Hola, supongo que te refieres a unos bizcochos finitos. Sí, claro, puedes elegir la base que más te guste, pero mójalos bien con almíbar o la tarta quedará muy seca. Prueba a hacerla y ya me cuentas. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. me encanta todos los postres pero de todos los que vi este se lleva la palma.tiene una pinta estupenda.
    un saludo de un amante de los postres

    ResponderEliminar
  5. Espero que lo pruebes y te guste. Gracias por tu visita!!

    ResponderEliminar
  6. rebeca tengo una pregunta el queso en crema que es tipo philadelphia o mascarpone
    gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nuria, perdona la tardanza, pero se me pasó tu comentario. Es tipo Philadelphia.

      Eliminar
  7. Hola Rebeca... ya la he hecho y mañana será el gran día...por cómo he repelado los cuencos en donde he hecho las cremas ESTÁ ESTUPENDA!!! ...gracias

    por cierto, de mucha ayuda las fotos que vas poniendo en las recetas..son de gran ayuda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por compartir la experiencia!! Ya verás qué rica después de las horitas de reposo.
      Cuando yo hago alguna receta nueva echo de menos saber si lo estoy haciendo bien, por eso os pongo las fotos, para que no os pase.
      BSS

      Eliminar

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres preguntarme algo o dejar algún mensaje? ¡Hazlo aquí! Me encantará leerlo y responderte.

ÚLTIMAS ENTRADAS

NO TE PIERDAS NADA



Escribe tu email:

SÍGUEME EN TWITTER