arroz y pasta

Pasta fresca casera

12.5.14

Pasta fresca casera

Siempre había tenido ganas de preparar pasta fresca en casa, pero no me atrevería porque pensaba que sería muy complicado. Después de intentarlo solo puedo animaros, porque no tiene ninguna dificultad. Eso sí, el proceso de estirado es algo laborioso, así que lo ideal es hacerlo cuando tengamos algo de tiempo. El resultado es genial, eso sí, te advierto que quienes la prueben, luego no querrán otra.

Pasta fresca casera

Para hacer la masa solo tenemos que mezclar 100 gramos de harina por cada huevo, calculando uno por comensal. Después de dejarla reposar un rato, la estiraremos muy, muy bien hasta conseguir una lámina fina. Y a cortar. Elige qué plato de pasta vas a hacer y corta la masa en función de tus necesidades.

Pasta fresca casera

También es importante pensar en la salsa con que queremos acompañar nuestra receta. No todas las salsas sirven para todos los tipos de pasta. Pero si estás empezando, lo mejor es que no te compliques y prepares unas cintas (reciben distintos nombres en función de su anchura, como puedes ver en esta receta de tallarines) acompañadas de salsa de tomate y orégano (salsa pomodoro, la llaman los italianos). Son una apuesta segura y notarás la diferencia.

Pasta fresca casera

Si preparas esta receta de pasta fresca casera, mándame una foto por email (tienes la dirección al comienzo de la columna derecha), súbela a la página del blog en Facebook o etiquétame en Twitter o Instagram como @rbkdtorres. Buen provecho ;)

Ingredientes (para 2 personas):
2 huevos L (120 gramos sin cáscara)
200 gramos de harina

Elaboración:
Si lo haces a mano, pon la harina en un cuenco amplio y echa en el centro los huevos. Mezcla los ingredientes hasta conseguir una masa uniforme. Si lo haces con Thermomix, echa los huevos y la harina y pon en posición espiga durante 2 minutos.

Receta de pasta fresca 01

Vierte sobre la encimera limpia y seca y amasa un poco presionando con la palma de la mano y haciendo rodar varias veces, hasta que la masa no esté pegajosa y quede elástica. Haz una bola con la masa y envuelve en film transparente. Deja reposar a temperatura ambiente durante 1-2 horas. Si hace mucho calor, intenta dejarla en la zona más fresca.

Receta de pasta fresca 02

Para saber si está lista, forma una bola lisa, presiona con el dedo y comprueba que en unos segundos vuelve a su posición original (en la foto no se aprecia demasiado, pero al natural notarás que recupera su forma enseguida).

Receta de pasta fresca 03

Pasado el tiempo de reposo, espolvorea la encimera con harina y corta la masa en 2-3 trozos (normalmente se divide en tantas partes como huevos hayas echado). Envuelve el resto de masa en film transparente para que no se seque.

Receta de pasta fresca 04

Coloca un trozo sobre la superficie enharinada, espolvorea un poco más de harina sobre la masa y aplana con la mano. Estira con ayuda de un rodillo. Si tienes máquina, sigue sus instrucciones. Si no, sigue estirando hasta conseguir una masa muy fina. Debe quedar bien lisa. Si ves que se rompe, dobla por la mitad y vuelve a estirar.

Receta de pasta fresca 05

Cuando la masa esté bien fina, córtala en función de la pasta que quieras preparar. Si son cintas, cuando esté ya cortada, espolvorea con harina y deja secar durante 30-60 minutos. Si vas a hacer pasta rellena, corta y rellena inmediatamente (o rellena y corta, como prefieras). A continuación puedes cocerla en abundante agua con sal o congelarla.

Receta de pasta fresca 06

Trucos y consejos:

→ Calcula la cantidad de harina en función del tamaño de los huevos. A la hora de trabajar la masa, influye también el tipo de harina que uses (unas absorben más que otras). La masa debe ser elástica y no pegarse a las manos, pero no te pases con la harina o quedará reseca y se resquebrajará enseguida.

→ Utiliza huevos a temperatura ambiente y si usas tres o más y haces la masa a mano, bátelos un poco antes de añadir la harina.

→ Evita trabajar la masa sobre piedra o mármol, porque suelen estar frío. Lo mejor es hacerlo sobre madera.

→ A medida que estires la masa, espolvorea con harina el rodillo, la superficie y la propia masa para evitar que se pegue. Si ves que se encoje mucho, cubre con film y deja reposar 3-5 minutos. Pasado ese tiempo, podrás estirar más fácilmente, porque la masa estará relajada.

→ Si al estirar la masa obtienes una plancha muy, muy larga, córtala para evitar que se rompa.

→ Si en algún momento notas que la masa se ha pegado un poco a la superficie donde la estiras, despégala con la punta de un cuchillo y espolvorea un poco de harina antes de colocarla de nuevo.

→ Ajusta bien el cortador a la masa, para aprovecharla lo más posible, ya que no es aconsejable reutilizarla. Los recortes de masa que te sobren, puedes cocerlos y acompañarlos de alguna salsa. En Italia se conocen como maltagliati y se cocinan como receta de aprovechamiento.

También te puede interesar...

2 comentarios

  1. ¿La harina tiene que ser de algún tipo en especial, o simplemente es harina de trigo? Muero de ganas de hacer mi propia pasta. Lo probaré pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Harina de trigo normal. Dicen que la mejor es la 00, pero yo no la encuentro y queda bien.
      Ya me contarás qué tal.

      Eliminar

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres preguntarme algo o dejar algún mensaje? ¡Hazlo aquí! Me encantará leerlo y responderte.

ÚLTIMAS ENTRADAS

NO TE PIERDAS NADA



Escribe tu email:

SÍGUEME EN TWITTER