pescado y marisco

Bacalao con costra

7.4.14

Bacalao con costra

Aunque no soy nada religiosa, estamos en Cuaresma, la época del bacalao por excelencia y, como es mi pescado favorito, quiero aprovechar para enseñaros una receta que descubrí hace poco tiempo, pero que se ha convertido en asidua en mi cocina.

Bacalao con costra

La cocina en estas fechas se llena no solo de pescado hecho de mil maneras diferentes, sino también de ricos dulces típicos de Semana Santa, como las torrijas, las flores, los pestiños... heredados de quienes desde la cocina, han intentado durante décadas hacer más llevadera la vigilia, que prohibía comer carne.

Bacalao con costra

Quizá no tenga una pinta espectacular, pero la verdad es que este bacalao al horno con tomate y cebolla está muy, muy bueno.Queda jugoso y sabroso, gracias al toque de mostaza (tranquilo, que ni sabe muy fuerte, ni anula el sabor del resto de ingredientes), que junto al crujiente del pan rallado, hacen de esta propuesta un original plato principal. Si lo prefieres, puedes preparar otras recetas de bacalao: con muselina de ajo, a la gallega o en hojaldre con salsa de piquillos.

Bacalao con costra

Si has preparado este plato, ya sea con bacalao o con cualquier otro pescado blanco, puedes enviarme una foto con el resultado por email (tienes la dirección al comienzo de la columna derecha) o subirla a la página del blog en Facebook. ¡Que aproveche!

Ingredientes (para 2 personas):
4 trozos de lomos de bacalao
2 cebollas
4 cucharadas de mostaza de Dijon
1 tomate maduro
4 cucharadas de pan rallado
Un chorrito de vino blanco
Una nuez de mantequilla
Pimienta negra
Perejil
Aceite de oliva
Sal

Elaboración:
Precalienta el horno a 180º. Unta una fuente apta para horno con un poquito de mantequilla. Pela y parte la cebolla en láminas finas. Colócalas en la fuente, echa un poquito de sal y riega con un chorrito de aceite de oliva. Mete en el horno durante 20 minutos.


Saca la bandeja y, con cuidado de no quemarte, añade los lomos de bacalao con la piel hacia abajo. Pon un poquito de pimienta y, si el bacalao es fresco, un poquito de sal. Unta cada lomo con una cucharada de mostaza de Dijon. Pica un tomate en cubitos y pon la carne sobre la mostaza.


Echa una cucharada de pan rallado sobre el tomate y un poquito de perejil. Pon en un vaso un chorro de aceite de oliva y otro de vino blanco y vierte sobre la fuente. Hornea durante 20 minutos en la zona media del horno. Sube un poco la bandeja, cambia el horno a grill y gratina durante 5 minutos o hasta que el pan rallado esté dorado.


Saca del horno y, con cuidado de no quemarte con la fuente, sirve el bacalao sobre una cama de cebolla y un poquito de jugo.


¡A disfrutar!

Trucos y consejos:
Puedes cambiar el bacalao por cualquier otro pescado blanco. Si no es un lomo grueso, necesitarás ajustar los tiempos de horno.

Nunca había probado a gratinar un plato con pan rallado y me ha sorprendido gratamente: queda una costa fina y crujiente que aporta un toque estupendo. Es importante que eches el pan rallado sobre el tomate justo cuando vayas a introducir el plato en el horno, para que no se humedezca mucho, pues si no obtendrás una pasta que no quedará como debe.

La cantidad de mostaza depende del gusto personal. Recomiendo que pruebes con una cucharada en cada lomo, la cantidad necesaria para cubrir todo el lomo con una fina capa. En las siguientes ocasiones, podrás ajustarlo a tu manera. También puedes probar con distintos tipos de mostaza, como la mostaza a la antigua, con sus bolitas.

Gracias por leerme,


También te puede interesar...

0 comentarios

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres preguntarme algo o dejar algún mensaje? ¡Hazlo aquí! Me encantará leerlo y responderte.

ÚLTIMAS ENTRADAS

NO TE PIERDAS NADA



Escribe tu email:

SÍGUEME EN TWITTER