aperitivos y tapas

Pulpo a la gallega (o polbo á feira)

24.6.19

Pulpo a la gallega (o polbo á feira)

El pulpo a la gallega es un plato típico de la cocina de Galicia, que se toma tradicionalmente en las fiestas y romerías, de ahí que se conozca como polbo á feira o pulpo a feira. Consiste en una base de patata cocida con rodajas de pulpo también cocido por encima, todo aliñado con sal gorda, pimentón ahumado y aceite de oliva.

Pulpo a la gallega (o polbo á feira)

Hay muchos mitos acerca de cómo cocer el pulpo. Que si hay que apalearlo para que quede tierno, que si debe 'asustarse' para que no se le caiga la piel, que si la cacerola debe ser de cobre para que tenga el mejor sabor... Lo cierto es que si congelas el pulpo y lo cueces siguiendo unas indicaciones básicas, quedará perfecto.

Pulpo a la gallega (o polbo á feira)

La cocción del pulpo puedes hacerla en cacerola o en olla exprés, según la prisa que lleves. A mí me gusta hacerlo en la olla porque apenas necesita agua y queda con un sabor más acentuado. Además, el agua que suelta el pulpo lo aprovecho para hacer otros platos con sabor marinero.

Pulpo a la gallega (o polbo á feira)

¿Ya has encontrado la ocasión ideal para preparar esta receta de pulpo a la gallega?

Receta de pulpo a la gallega

Ingredientes:
1 pulpo (2-3 kg)
100 ml de agua
Pimienta negra en grano
1 hoja de laurel
Sal gruesa (al gusto)
1 kg de patatas
Pimentón ahumado (dulce o picante, al gusto)
Aceite de oliva

Cómo preparar paso a paso pulpo a la gallega

Limpia el pulpo. Para ello, da la vuelta a la cabeza y vacía. Lava para retirar las impurezas y quita el pico (está en la parte de abajo, en el centro, donde se unen las patas). Congela durante, al menos, 3 días. Descongela en la nevera en un recipiente amplio (suelta bastante agua).

Receta de pulpo a la gallega: limpieza del pulpo

Prepara una olla exprés, pon agua para cubrir la base, 3 granos de pimienta por cada kilo de pulpo y una hoja de laurel. Añade una cucharadita de sal, el pulpo y tapa. Una vez que la olla coja presión, cocina durante 8 minutos por cada kilo de pulpo (el mío pesaba 2,750 kg y lo tuve 22 minutos).

Receta de pulpo a la gallega: cocción del pulpo

Espera a que pierda la presión, abre la olla y pincha el pulpo en la mitad superior de la pata para comprobar que está tierno. Hay que tener mucho cuidado para no pasarse con el tiempo de cocción o la textura quedará como chicle. Corta cada pata en rodajas. La punta, en rodajas algo más gruesas y la parte superior de medio centímetro aproximadamente. La cabeza y la zona de unión con las patas puedes partirla en trozos o usarla para preparar un arroz o unas croquetas de pulpo.

Receta de pulpo a la gallega: corte del pulpo

Pela las patatas y corta en rodajas de medio centímetro. Cuece las patatas en la olla exprés, en el mismo agua de hervir el pulpo, sin poner la tapa, durante unos 12-15 minutos, hasta que estén tiernas sin romperse. Quedarán rosáceas y con un gran sabor a pulpo. Si prefieres que no cojan color ni sabor, usa agua limpia con algo de sal. Escurre y reparte en una sola capa sobre un plato de madera.

Receta de pulpo a la gallega: preparación de la patata

Espolvorea las patatas con algo de sal gorda y coloca una capa de rodajas de pulpo sobre las patatas. Aliña con sal gorda, pimentón ahumado y un hilo de aceite de oliva.

Receta de pulpo a la gallega: montaje del plato

Sirve acompañado de pan y una copa de vino blanco.

Trucos y consejos para cocinar un pulpo a la gallega perfecto

→ Congelar el pulpo durante, al menos, 3 días es imprescindible para que quede tierno. Yo utilicé un pulpo ya eviscerado y congelado. Así que solo tuve que descongelarlo durante 24 horas en la nevera, lavarlo y cocerlo.

→ Un mito muy extendido es que, para que no se caiga la piel del pulpo, conviene 'asustarlo' metiéndolo y sacándolo tres veces del agua. Lo cierto es que según cocineros expertos no influye absolutamente en nada.

→ Si cueces el pulpo en una cacerola, tendrás que calcular unos 12-13 minutos por kilo de pulpo y, además, tendrás que echar agua suficiente para cubrirlo y no meterlo a cocer hasta que el agua esté hirviendo a borbotones. No tapes la cacerola.

→ No tires el agua de cocer el pulpo, es perfecta para preparar un arroz con sabores marineros o unas croquetas de pulpo, junto con la cabeza y la zona de unión con las patas, que suele quedar con peor textura.

→ Dicen que lo ideal es tomar reciente, pero yo he probado a dejar el plato ya listo de un día para otro, tapado con film y, calentándolo unos segundos en el microondas, estaba estupendo de sabor y textura.

Esta receta de pulpo a la gallega o pulpo a feira está hecha en colaboración con Mariscos O'Grove, una empresa gallega con más de 20 años de experiencia, que comercializa marisco y pescado de las Rías Baixas on line. Cuentan con el sello PescadeRías, de onde se non?, un distintivo que garantiza la procedencia gallega de sus productos.

También te puede interesar...

0 comentarios

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres preguntarme algo o dejar algún mensaje? ¡Hazlo aquí! Me encantará leerlo y responderte.

Sígueme en Instagram

SÍGUEME EN TWITTER